La UE puede ahorrar varios millones a la banca española