Suscriptor digital

Las telefónicas provocaron una nueva baja en la Bolsa

Motivos: el índice Merval volvió a retroceder por causa de rumores sobre el futuro del presidente de Telefónica y de una toma de ganacias de Telecom
(0)
30 de marzo de 2000  

Con un volumen demasiado pequeño como para formar una tendencia propia, el mercado local cayó ayer 0,93% influido por el pulso de sus vecinos y rumores en otras plazas.

El retroceso de las telefónicas fue la principal fuerza que impulsó la caída del índice Merval, que terminó en los 583,42 puntos. El rumor de que el presidente de Telefónica de España, Juan Villalonga, podría renunciar a su cargo pesó sobre las acciones de la empresa en el mercado europeo y también en el local. Telefónica cayó 3,38% en Buenos Aires.

Las acciones de Telecom, por su parte, también registraron una importante merma del 2,23%, aunque éstas fueron castigadas por el peso de la venta de acciones en poder de los empleados anunciada unos días atrás.

El panorama externo tampoco inspiró compras en la Bolsa porteña. En Estados Unidos, los inversores comenzaron a cambiar la composición de sus carteras. El mercado decidió desprenderse de acciones tecnológicas como Cisco Systems y Sun Microsystems para posicionarse en papeles de empresas petroleras y de consumo masivo. Esta "rotación" de acciones perjudicó al índice Nasdaq, que retrocedió por tercer día consecutivo para cerrar con una pérdida de 3,91 por ciento. El Dow Jones, con la nueva decisión del mercado, subió 0,76 por ciento.

En la región

En América latina la falta de tendencia provocó bajas en las principales plazas. En México, una toma de ganancias empujó a la baja al índice líder azteca IPC, con un retroceso del 0,84 por ciento. En Brasil, el Bovespa de San Pablo retrocedió 1,55%, por la falta de dinero fresco, que dejó al mercado expuesto a la volatilidad externa.

En Buenos Aires se negociaron 30,7 millones de pesos, sin embargo, cerca de 13,5 millones correspondieron a Cedears, lo que responde a una nueva estrategia de los inversores ante la falta de oferta del mercado.

Este fenómeno incide directamente en la falta de tendencia local: "Con los 17 millones que se destinaron a las acciones locales no se puede marcar una tendencia", dijo Jorge Quacquarini, de De Bary y Cía.

El analista explicó que "cuando el mercado tiene dinero o una amplia variedad de acciones, los tecnicals dejan de tener sentido, pero cuando los volúmenes son tan pequeños como ahora, las proyecciones técnicas se cumplen".

En esa línea Quaqcuarini se animó a opinar quehoy podría revertirse el signo del índice líder.

"Es probable que se dé un rebote técnico", sostuvo. "Al cortar el Merval los 600 puntos, el mercado considera los 580 como un nuevo piso técnico", agregó el analista.

El balance de las operaciones dejó 63 acciones negociadas, de las cuales 16 cerraron en alza, 33 en baja y 14 papeles se mantuvieron sin cambios.

Mientras que las telefónicas experimentaron las principales caídas del Merval, junto con Astra que retrocedió 2,69%, PC Holdings balanceó el resultado con una suba de 1,13%. Siderca y Molinos también registraron alzas y subieron 0,86 y 0,44 por ciento, respectivamente.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?