Los bancos recibieron hoy gran cantidad de consultas

En el primer día hábil luego de los anuncios del Gobierno, las entidades bancarias extendieron el horario de atención, con el objetivo de facilitar a los clientes información sobre las normativas implementadas
(0)
3 de diciembre de 2001  • 18:40

En la primera jornada laboral de la semana, tras los anuncios de los cambios económicos dispuestos durante el fin de semana, los bancos recibieron hoy un mayor número de público, muchos de ellos decididos a conseguir las ahora tan necesarias tarjetas de débito.

El presidente del Banco Ciudad de Buenos Aires, Roberto Feletti, pidió hoy "absoluta tranquilidad" a los clientes de esa entidad financiera, ya que "su ahorro no ha sido tocado", y remarcó que el dinero "está disponible por nuevos sistemas de medios de pago", por lo cual los aconsejó "tomarse su tiempo para adoptar decisiones".

Por otra parte, informó que todas las sucursales del banco extendieron su horario de atención al cliente hasta las 18.

"Nosotros atendemos normalmente hasta las 4, la idea es extenderla, en principio, hasta las 6 de la tarde. El hecho concreto es que no haya ni aglomeración ni quede gente sin atender", explicó.

En declaraciones radiofónicas, Feletti dijo que "por estos 90 días si hay algún ahorrista o alguna persona que necesita una caja de ahorro con carácter perentorio porque carece de otros medios de pago y necesita monetizar de algún modo en este nuevo sistema sus ahorros, la apertura de la cuenta será sin cargo".

Para ese trámite, apuntó que sólo se deberá presentar el DNI, sin necesidad de CUIL o CUIT.

En cambio, afirmó que "si es alguien que tiene plazo fijo, lo va a pasar a una caja de ahorro y usar una tarjeta de débito, eso sí va a tener costo".

Respecto de la operatoria de todos los bancos, enfatizó que "nosotros estuvimos todo el fin de semana trabajando para esmerar la atención en la apertura de las cajas el día de hoy porque entendemos que va a ser un día muy complicado para todos los bancos".

"Yo le pediría a la gente que esté absolutamente tranquila que su ahorro no ha sido tocado, está disponible por nuevos sistemas de medios de pago y que tome su tiempo para tomar decisiones", resumió el contador.

Por último, especificó que "lo fundamental es colocarle a la gente cualquiera de los distintos medios de pago que dispone el nuevo sistema: tarjeta de débito, de crédito, transferencia electrónica sin costo, cheque de mostrador o cancelatorio si lo requiere, para que pueda movilizar sus ahorros".

El público muestra desconfianza y recelo frente a las nuevas medidas, que restringen la libre disposición de los depósitos bancarios, limitando a 250 pesos por semana el retiro de dinero en efectivo.

Frente a las dudas de la población, funcionarios del ministerio de Economía efectuaron hoy una serie de precisiones sobre las nuevas medidas restrictivas financieras que entraron en vigencia, para intentar despejar gran cantidad de interrogantes surgidos en la gente, aunque reconocieron que todavía deben instrumentarse algunas y analizar los inconvenientes que vayan surgiendo para solucionarlos.

Las asociaciones de bancos señalaron que no se han producido "inconvenientes" en la atención que se presta al público en las diferentes entidades financieras.

Una de las dificultades que deberá encarar la población será el incremento en los costos por el uso de las herramientas bancarias, tal como lo es el mantenimiento de las nuevas cuentas que deberán abrirse en el sistema.

Sobre esta cuestión, el presidente del Banco de la Nación, Enrique Olivera, reconoció hoy que si bien la apertura de cajas de ahorro y cuentas corrientes que se realice desde esta semana serán "gratuitas", sostuvo que sus titulares deberán abonar un porcentaje por su mantenimiento.

Olivera afirmó además que quienes tienen préstamos en pesos "tendrán que replantear las condiciones de tasas de interés que hicieron".

Se estima que el proceso de "bancarización" forzada encontrará al grueso de la población, especialmente a pequeños y medianos comerciantes, mal preparada para desenvolverse con las nuevas reglas.

Los cambios económicos tendrán una duración de 90 días, lapso en el que el Gobierno confía en completar el proceso de reestructuración de la deuda externa argentina, que concluyó exitosamente el viernes con relación a los tenedores locales de títulos de esa deuda.

Fuentes: DyN, AP y LA NACION LINE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.