Los millennials, la generación bisagraen la transformación

Los más jóvenesse cuestionan cómo prepararse parael futuro del trabajo
(0)
27 de mayo de 2018  

Pragmáticos y desconfiados, los millennials son la generación bisagra en la transformación del empleo que se cuestiona cómo prepararse para un mundo que no puede predecirse. La formación constante aparece como la contracara de un desempleo temido. Junto a esto, la realidad de la deserción escolar y la falta de preparación para ingresar a la universidad preocupan a quienes insisten en la educación formal.

Eduardo Levy Yeyati, decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella y socio fundador de Elypsis, ofreció otra alternativa a la universitaria: "Tenemos que pensar que la mayoría de nuestra gente no va a pasar por la universidad. Las carreras no solo hay que acomodarlas, sino pensar en nuevas modalidades de formación que arranquen en el secundario", dijo. Además, explicó que las carreras prometedoras como matemática y ciencias también son obsoletas. "Eran las del futuro hace una década. La inteligencia artificial reemplaza a los trabajos como programadores, que eran hace un año o dos toda una revolución", añadió.

Alicia Caballero, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA y directora del Banco Nación, dijo desde su lugar de educadora que hay un desfase entre lo que es parte de la currícula universitaria y las temáticas del mundo profesional. "Cuando yo estudiaba economía y finanzas no era parte de la currícula. Nadie hablaba de privatizaciones y yo trabajé muchísimo con eso. La dinámica del cambio es muy fuerte y ciertos paradigmas se renuevan. También hacen que uno cambie la forma en la que se educa: antes informaba, transmitía conocimientos que eran difíciles de encontrar. Hoy están a un clic de distancia, pero la capacidad de razonar, interpretar, deducir y el pensamiento sistemático no se encuentran en Internet", argumentó. "La universidad va a seguir existiendo, porque tenemos que tener la capacidad de sistematizar", sumó Caballero, y dijo que la educación tiene que ser cada vez más rigurosa pero flexible.

Recordó la idea de las carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática, por sus siglas en inglés), que era un gran movimiento hace algunos pocos años. "Sobre todo para las mujeres, se impulsaba mucho este tipo de profesiones. Hoy es Steam, incluye la A, de arte, entre las fundamentales", añadió.

"Algunos ya hablan de Steampathy, es decir que suma la empatía, porque eso que nos hace más humanos ahora aparece como clave en el desarrollo profesional", agregó Alejandro Melamed, director de Humanize Consulting.

En esta línea, la segunda pregunta a cargo de un millennial fue acerca de los sectores que serán más demandados en un futuro. "Desaparecen las tareas, no los trabajos. Todo lo referido a energías renovables, recreación, cuidado de adultos mayores y educación va a crecer un montón", dijo Melamed.

Para Alejandro Gil, presidente y CEO de Sinergium Biotech, lo importante es "tener una carrera de base, pero mantener una mente abierta a hacer lo que a uno le gusta; se termina el mandato familiar con estructura rígida".

En tanto, Ignacio Stegmann, subsecretario del Parque de la Innovación del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, con la última advertencia, comentó: "Aun en tecnología de la información se replica lo que sucede en la economía en general. Gaming y diseño web son ámbitos que están muy demandados hoy, pero en un futuro muy cercano van a desaparecer, por tendencias como la inteligencia artificial y blockchain". Y concluyó: "Lo importante es no tener aversión al desarrollo tecnológico, sino abrazarlo para verlo como oportunidad", comentó.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.