Escenarios. No existen pronósticos buenos o malos si sólo se miden resultados