Pese a los anuncios de Machinea, las AFJP ven un futuro complicado

Sus directivos coincidieron en que las medidas son positivas pero insuficientes
(0)
31 de octubre de 2000  

Mariano Aberasturi (Consolidar), Alberto Términe (Siembra), Ricardo Blüthgen (Orígenes), Gonzalo Jalles (Máxima) y Carlos Rotondo (Nación) manejan el dinero de unos siete millones de personas que optaron por el sistema de capitalización o jubilación privada. Pero estos directivos de administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP) -reunidos por La Nación - aseguran no sentir presión por esa situación.

Tras los anuncios de la última semana del ministro de Economía, José Luis Machinea, están más confiados en el futuro, aunque sin derrochar optimismo. "Los anuncios despertaron la expectativa de captar inversiones nuevas en el país. Sin embargo, el mercado espera la aprobación del presupuesto de 2001 y la profundización de medidas que generen crecimiento el año próximo", abrió Términe, de Siembra AFJP.

"Se vio un escenario muy complicado, pero más que nada porque se complicaron mucho los mercados internacionales. Luego la plaza local subió, no por los anuncios sino porque mejoró el humor externo.

"Las medidas son claramente positivas, van en el sentido correcto. Aun así yo sigo viendo un escenario difícil, pero con precios más atractivos. La etapa que viene ahora es la aprobación del presupuesto, y en eso soy más optimista ahora que hace un mes", terció Jalles, de Máxima AFJP.

Para Aberasturi, de Consolidar, "la Argentina tiene un problema de crecimiento. La gente tiene dudas a la hora del consumo, porque hay un desempleo muy alto y eso afecta fuertemente. Hay gente con empleo, pero la está pasando muy mal, y hay otros con capacidad de ahorro, pero que no quieren consumir por un problema de expectativas".

Ricardo Blüthgen, de Orígenes, fue el más duro en su análisis. "Mis expectativas siguen siendo flojas. Las medidas van en una dirección correcta, con el fin de reactivar la economía, pero claramente el mercado no las cree. No son suficientes, les falta un poco de énfasis", dijo.

El directivo consideró que "en vez de adelantarse, el Gobierno va siempre detrás. A este anuncio le faltó la reforma impositiva, la reforma del Estado y alguna medida innovadora respecto de la recaudación. Si alguien cree que con esto alcanza para cambiar la situación, yo le digo que está equivocado", comentó.

Por su parte, Rotondo, de Nación AFJP, pronosticó que "los mercados internacionales tienen el grifo un poco cerrado para las economías emergentes; en este sentido la Argentina tendría algún problema de financiamiento, con lo cual deberá recurrir a inversores locales, como bancos o AFJP. Por eso, problemas de financiamiento no va a tener en el corto plazo".

-¿Están de acuerdo en financiar el plan de infraestructura?

-Aberasturi: desarrollar la infraestructura del país es muy loable, pero creo que hay que mirar las condiciones de seguridad y de rentabilidad de los proyectos. Nosotros no somos dueños del dinero, sino que tenemos una responsabilidad fiduciaria sobre nuestros afiliados.

-Términe: si hablamos de financiar proyectos que tienen cierta lógica de rentabilidad, da igual si se llama de infraestructura, regional, o nacional. Pero si hablamos de financiar proyectos inviables, eso es volver a sacarles la plata a los futuros jubilados. -Blüthgen: yo tengo un mandato para administrar fondos, no para pagar otros objetivos como crear más trabajo. No puedo resignar rentabilidad por eso.

-Ustedes tienen una colocación muy fuerte (50%) en títulos públicos. Algunos dicen que si le pasa algo al Estado tendrán problemas...

-Jalles: la Argentina y otros países latinoamericanos han tenido problemas y los bonos siempre se han pagado. Llevado al extremo, suponiendo que el Estado quebrara, esa visión es correcta, pero la verdad es que eso nunca sucedió.

-Términe: si al Estado le pasara algo irremediable, por lo que menos me preocuparía sería por la jubilación. Lo cierto es que hoy el beneficiario de una renta vitalicia previsional, que es el caso de muchas viudas, está cobrando más del 25% de lo que estaría cobrando en la misma situación si estuviera en el sistema de reparto. El afiliado debería sentir que no corre ningún riesgo.

-¿Sienten que la integridad de los fondos está amenazada por la política?

-Blüthgen: en las declaraciones de funcionarios hay un doble sentido. Por un lado dicen que no nos van a pagar y que las comisiones que cobramos son muy caras; por el otro, el Estado sabe que depende de este sector porque parte de la financiación del capital que tiene para el año próximo va a provenir de las administradoras, al menos un 20 por ciento.

-¿Qué les contestan a los que dicen que si les dieran la opción de manejar su propio ahorro obtendrían un rendimiento mayor?

-Blüthgen: nosotros tenemos el seguro de vida previsional. Este es un costo para el afiliado que está dentro de ese rendimiento. Este seguro de vida previsional permite que el empleado, ante un caso de invalidez, o su familia, ante un fallecimiento, sigan cobrando su pensión. La persona que en 6 años aportó mensualmente sus 100 pesos en un plazo fijo sólo tiene lo que depositó allí y nada más.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.