Pronostican que el año cerrará con una caída

En el sector hablan de una baja del 2%
(0)
26 de octubre de 2000  

PARIS (De un enviado especial).- La facturación global de los supermercados argentinos caerá este año un 2% en comparación con 1999, lo que representa una abrupta baja del 20% en las ventas por metro cuadrado, el mejor parámetro para medir el impacto real de la recesión en el sector minorista.

Así lo afirmó Juan Mirenna, presidente de la Cámara Argentina de Supermercados, en diálogo con La Nación . Pese al repunte de las ventas conocido ayer, el directivo (que vino al Salón Internacional de la Alimentación encabezando una delegación sectorial) estimó que "la recesión está a pleno" y que "el crecimiento se paralizó totalmente".

A este panorama complicado, Mirenna sumó la proliferación de normas y proyectos de ley regulatorios para las grandes y medianas superficies de venta. "Hoy, conseguir la habilitación de un supermercado en la Argentina es de ciencia ficción. Estamos hablando, como en el caso de la provincia de Buenos Aires, de restricciones que alcanzan a superficies pequeñas, de entre 500 y 900 metros cuadrados, con lo cual no se salva nadie, ni siquiera los hard discount (comercios pequeños con énfasis en los bajos precios)", se quejó el dirigente.

"Muchos hablan de proteger al consumidor, pero son pocos los que lo atienden. Ademas, algunos hacen marchas en defensa de los comercios chicos, pero en realidad lo que buscan es obtener privilegios en desmedro de otros sectores", agregó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.