Opinión. ¡Qué horror! Errores de ortografía que no se perdonan en un CV