Un grupo de bancos ofreció más fondos

Las necesidades fiscales, cubiertas
(0)
24 de octubre de 2000  

Un grupo de bancos locales ofreció al Gobierno un préstamo sindicado por 1000 millones de pesos.

Con esto se completarían las necesidades de financiamiento para este año, según se anunció ayer en una reunión con economistas en el Palacio de Hacienda.

El subsecretario de Finanzas, Julio Dreizzen, afirmó que "con esto completaríamos las necesidades financieras de este año y empezaríamos a construir un colchón para el próximo".

El funcionario dijo que "el plazo será de dos a cinco años, y las condiciones, las del mercado y en función del costo de los depósitos locales".

La oferta fue formulada ayer, al mediodía, durante una reunión encabezada por el ministro de Economía, José Luis Machinea.

También participaron del encuentro consultores como Orlando Ferreres, Miguel Angel Broda, Enrique Folcini, Carlos Melconian, Aldo Abram y Juan Sommer, entre otros.

Dreizzen aclaró que si bien por el momento no se puede dar mayores precisiones respecto de la colocación, va a participar un número de tres o más bancos del ámbito local, y señaló que "la tasa se define como la del bono-pagaré, con base en una tasa que se obtenga de la encuesta más un spread (riesgo país)".

El subsecretario agregó que con la colocación de 1000 millones de pesos propuesta, el Gobierno terminaría con las necesidades financieras de este año, para luego volcarse a obtener fondos para cubrir las necesidades de hasta 20.000 millones de dólares que tendrá el sector público durante el próximo ejercicio.

"Estamos terminando de negociar las condiciones que tendrá el bono a colocar en el ámbito local", dijo Dreizzen, que estimó que esta semana concluirán las gestiones que se están realizando con un conjunto de entidades financieras.

"Nosotros no queremos descartar ninguna alternativa, y pensamos que vamos a tener alguna oportunidad más este año de hacer una operación internacional", manifestó el funcionario.

Ferreres, por su parte, consideró que las medidas anunciadas ayer "tratan de dar un shock de confianza por el lado de la inversión, o sea, bajaron todos los impuestos que afectan a la inversión de manera tal de impulsar básicamente ese ángulo, con el objetivo de crecer más rápido y bajar el desempleo por esa vía".

El economista reveló que Machinea está analizando más privatizaciones, como la de la Lotería Nacional, autopistas urbanas y las tierras del ferrocarril que aún quedan por venderse.

Ferreres se mostró optimista sobre el futuro, ya que "se adoptan medidas que progresivamente van haciendo tomar mayor confianza en la economía del país".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.