Volverán a paralizarse las obras de Yacyretá

Paraguay podría dar marcha atrás con las expropiaciones
(0)
30 de agosto de 2001  

POSADAS.- Si Paraguay modifica su ley de expropiaciones, sancionada por el Parlamento el año último, las obras de Yacyretá que restan construir en ambas márgenes del río Paraná para subir siete metros el embalse, hasta alcanzar su cota definitiva, quedarían postergadas por tiempo indefinido.

Sucede que en los cambios proyectados se incorporan figuras como el lucro cesante, que pretenden cobrar aquellos que deben abandonar sus casas y negocios en Encarnación, ciudad ubicada frente a Posadas, río Paraná de por medio. También se obligaría a que la tasación se haga por medio de tribunales paraguayos, entre otras nuevas disposiciones.

Así lo manifestaron funcionarios de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), preocupados porque la central deja de percibir ingresos por alrededor de 220 millones de dólares anuales en concepto de energía no generada, justo cuando en el Mercosur hay una fuerte demanda.

El Congreso de Asunción daría marcha atrás en las expropiaciones, presionado por no más de 60 propietarios que se reparten 300 lotes que quedarán bajo agua en territorio paraguayo. "¿Quién se va a animar a traer capitales, frente a la inseguridad jurídica planteada por la reforma a la ley?", se preguntaron las fuentes del EBY.

Tampoco avanzaría el proyecto de instalar tres turbinas más en el brazo Aña Cuá, en cuya licitación por el sistema de "llave en mano" participan firmas internacionales. El emprendimiento costará US$ 200 millones y prevé aprovechar 1500 metros cúbicos por segundo de agua que actualmente pasan por los vertederos, sin utilización alguna.

Acuerdo en suspenso

Recientemente, el ministro de Infraestructura y Vivienda, Carlos Bastos, firmó con su colega de Obras Públicas de Paraguay, Alcides Jiménez, un acuerdo para llamar a licitación dentro de 90 días, con miras a que las obras faltantes sean ejecutadas por un consorcio que deberá invertir US$ 700 millones y que los recuperará con la explotación de la energía adicional cuando el dique opere a pleno. En la actualidad, su producción sólo llega a 60% por la falta de caudal.

En el caso en el que Paraguay modifique la ley de expropiaciones, que tardó 15 años en ser promulgada, los dos países saldrán perjudicados. "No puede ser que en Paraguay quieran seguir cobrando hasta 30.000 dólares la hectárea, como se pagó a un magnate vinculado con el régimen de Alfredo Stroessner", se quejaron funcionarios argentinos.

Por su parte, autoridades de Misiones quieren que se asegure el financiamiento de 2000 viviendas que restan erigirse en esta capital, donde concluyó la construcción de la planta de líquidos cloacales para 600.000 habitantes, y de otros programas habitacionales.

También quedaría postergada la extensión de la avenida costanera. La EBY asumió el compromiso de aportar $ 14 millones por tratarse de una defensa costera que impedirá el avance de las aguas, cuando sube el nivel del lago. Siempre y cuando Yacyretá no vuelva a paralizarse.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?