Volvieron a operar con firmeza los bonos argentinos

El riesgo país bajó ahora a 830 puntos
(0)
31 de octubre de 2000  

Tras haber logrado dos ruedas con fuertes alzas, los que apuestan por los activos financieros argentinos parecieron preferir ayer realizar sus ganancias, mientras aguardan que nuevas señales sobre la evolución de la política y la economía local les permitan definir sus estrategias de inversión.

La jornada dejó una previsible baja en el precio de las acciones (el Merval cayó 0,8% pero con muy pocos negocios) y una consolidación en el valor de los bonos de la deuda que permitió producir una nueva baja en un indicador sensible como la tasa de riesgo país.

En la Bolsa porteña "las ventas se concentraron en las acciones que más subieron en esos días", aclaró Hernán Fardi, analista senior de Maxinver.com. "No se puede esperar un avance continuo en los precios cuando ahora vienen los balances trimestrales y el resultado de la recaudación tributaria", aclaró un operador.

En este sentido, los estrategos de Argentine Research vaticinaron que las utilidades de las empresas cotizantes mostrarán en el tercer trimestre una mejora anual del 7,5%, que se amplía al 14,4% respecto del trimestre anterior.

El día en que la Bolsa estrenó su nuevo horario (opera de 11 a 18 horas para estar en línea con Wall Street) apenas se negociaron $14,3 millones, mientras los operadores estaban atentos al resultado de la reunión que el secretario de Finanzas, Daniel Marx, mantenía con agentes y bancos de inversión en la Sociedad de las Américas (ver aparte). "Se comentó mucho que fueron muy insistentes en preguntarle determinadas cosas. Pero a juzgar por la cotización de los bonos no le fue mal", indicó un operador.

Es que los títulos público consolidaron las subas de jornadas previas, lo que permitió que el indicador del Mercado de Bonos Argentinos (MBA) aumentara un 0,47% en el día y la tasa de riesgo país retrocediera otros 30 puntos, para ubicarse ahora ese sobreprecio en torno de los 830 puntos básicos u 8,30% anual.

Otros adjudicaron ese comportamiento a un próximo y enfáticamente desmentido acuerdo con los organismos multilaterales de crédito para que la Argentina enfrente sin problemas los vencimientos de su deuda en la primera parte del año entrante. Así lo apuntó, por ejemplo, el analista de mercados emergentes de BCP Securities, Walter Molano, para quien las sistemáticas desmentidas de las autoridades económicas sobre una ayuda financiera internacional extra no hacen más que sugerir "que algo se está preparando".

Otro dato significativo fue aportado por el movimiento de los ADR argentinos en Wall Street: subieron un 1,23% promedio.

En cuanto al comportamiento de las acciones, la rueda dejó 13 alzas, 18 bajas y 17 papeles sin cambios. Las bajas de ayer estuvieron lideradas por papeles como Repsol (-4,38%), Telefónica y Telecom, que perdieron 2,05% y 1,12% respectivamente. En los dos primeros casos incidió la baja del 0,85% del índice IBEX en la Bolsa de Madrid.

Las subas, por su parte, fueron para TGS (6,28%), Renault (3,92%) y Comercial del Plata (1,01 por ciento). Los operadores, que coincidían en vaticinar una baja para ayer, entendieron que el retroceso de los precios fue acotado. De allí que ahora interpretan que el Merval encontró un piso en los 400 puntos.

Mientras tanto, en los Estados Unidos los inversores volvieron a desprenderse de las acciones tecnológicas y se resguardaron en la vieja economía, por lo que el índice Nasdaq retrocedió 2,65%, mientras el Dow Jones logró un alza del 2,31%. Al parecer, la cautela tiene que ver con la cercanía de las elecciones presidenciales y la decisión del banco de inversión Lehman Brothers de recortar el precio objetivo de Cisco Systems.

En la región, Brasil y México acompañaron al Dow Jones y cerraron con subas del 1,36% en el Bovespa y del 1,23% en el IPC.

0,3 de inflación

  • El índice de precios al consumidor (IPC) cerró en octubre con un resultado positivo, según confiaron a La Nación fuentes oficiales. El resultado, que se conocerá pasado mañana, reflejaría una inflación del 0,3 por ciento impulsada por un aumento en los precios de los alimentos. De esta manera se consolida la hipótesis de un IPC anual en torno del 1 por ciento.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.