Como en la Argentina: la transición presidencial de Twitter se complica en EE.UU.