Con una promesa polémica, Netanyahu recalentó el fin de la campaña en Israel

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, antes de partir de Washington a Tel Aviv, el 25 de marzo pasado
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, antes de partir de Washington a Tel Aviv, el 25 de marzo pasado Crédito: The New York Times
Dijo que anexará asentamientos en la ocupada Cisjordania si gana las elecciones que se celebran mañana; su rival, un general que quiere destronarlo, tachó de "irresponsables" sus palabras
(0)
8 de abril de 2019  

JERUSALÉN.- En una promesa que recalentó el fin de la campaña en Israel y que enfureció a los palestinos y al mundo árabe, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que anexará asentamientos en la ocupada Cisjordania si gana otro mandato en las elecciones legislativas que se celebran mañana.

Las declaraciones de Netanyahu suponen un guiño a los electores conservadores, en unas elecciones reñidas entre el actual primer ministro y su principal rival, el exjefe del Estado Mayor Benny Gantz.

La anexión de los asentamientos ha sido buscada ardientemente por el movimiento de colonos, pero hasta ahora Netanyahu y los israelíes más moderados la habían rechazado. Esta acción supone un golpe potencialmente fatal para una solución de dos Estados al conflicto israelí-palestino.

Anteayer, en una entrevista en el Canal 12 de Noticias de Israel, a Netanyahu se le preguntó por qué no había extendido la soberanía israelí a los grandes asentamientos de Cisjordania, como lo ha hecho en Jerusalén Este y los Altos del Golán, otro territorio capturado en la guerra de 1967 en Medio Oriente.

"¿Quién dice que no lo haremos? Estamos en camino y lo estamos discutiendo", dijo Netanyahu. "Usted está preguntando si vamos a pasar a la siguiente etapa, la respuesta es sí, vamos a pasar a la siguiente etapa. Voy a extender la soberanía (israelí) y no distingo entre los bloques de asentamientos y los asentamientos aislados", declaró.

Gantz condenó estas afirmaciones. El líder de la coalición centrista Azul-Blanco se preguntó en una entrevista por qué Netanyahu "no había anexado Cisjordania durante los 13 años en los que estuvo en el poder si esa era su intención", y tachó las declaraciones de "irresponsables".

Cuestionado sobre su posición, Benny Gantz dijo oponerse a cualquier decisión "unilateral".

"Haremos todo lo posible para conseguir un acuerdo de paz regional y global, manteniéndonos fieles a nuestros principios", explicó.

En tanto, un alto dirigente de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Saeb Erakat, estimó que la declaración de Netanyahu no era "sorprendente".

"Israel continuará violando cínicamente la ley internacional mientras la comunidad internacional deje al Estado judío hacer caso omiso de sus obligaciones con total impunidad, particularmente con el apoyo de la administración [estadounidense de Donald] Trump", afirmó en Twitter.

Por su parte, Turquía criticó con firmeza ayer las "declaraciones irresponsables" de Netanyahu y afirmó que se trataba de una promesa electoralista ante unas elecciones legislativas reñidas.

"Cisjordania es un territorio palestino ocupado por Israel que viola el derecho internacional. Las declaraciones irresponsables del primer ministro Netanyahu buscan recoger algunos votos justo antes de unas elecciones legislativas", declaró el jefe de la diplomacia turca, Mevlüt Cavusoglu, en Twitter.

El primer ministro ya había dicho el viernes pasado que le había comunicado al presidente estadounidense, Donald Trump, que Israel rechazaría, en el marco de un futuro plan de paz con los palestinos, hacer salir "ni siquiera a una sola persona" de las colonias.

Más de 400.000 israelíes viven en las colonias en la Cisjordania ocupada y otros 200.000 residen en Jerusalén Este, sector palestino de la Ciudad Santa y anexionado por Israel.

"El mantenimiento del control [israelí] en todo el territorio al oeste del [río] Jordán" es otra condición israelí ante cualquier plan de paz iniciado por Estados Unidos, según Netanyahu.

Trump se mostró anteayer prudente ante unas elecciones "reñidas", entre Netanyahu y Gantz.

"¿Quién va a ganar la carrera electoral? No lo sé", lanzó el mandatario durante la convención anual de la Republican Jewish Coalition en Las Vegas, tres días antes de los comicios.

"Pienso que va a ser reñido", agregó. "Dos hombres de bien, dos hombres de bien", repitió.

Pero recordó que estuvo al lado de Netanyahu en la Casa Blanca el 25 de marzo "para reconocer la soberanía de Israel" sobre la parte de los Altos del Golán sirios ocupada por el Estado judío. Este reconocimiento fue visto como un respaldo directo de Trump a Bibi, el sobrenombre de Netanyahu.

Los últimos sondeos autorizados antes de las legislativas sitúan codo a codo a Benjamin Netanyahu y Benny Gantz, pero le dan ventaja al primer ministro saliente para formar el próximo gobierno.

Agencias AFP, AP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.