El estremecedor relato del fotógrafo que capturó el instante en que asesinaban al embajador ruso