El análisis. Maduro busca ganar tiempo para cimentar su poder en el partido