Para frenar la devaluación del rublo, Rusia suspende las compras de divisas extranjeras

El Banco Central tomó la decisión ante la "creciente volatilidad en el mercado doméstico de moneda", según señaló en un comunicado; al moneda rusa se apreció 1,4% después del anuncio; el viernes podrían recortar las tasas de interés
(0)
29 de julio de 2015  • 10:45

Con el rublo en su mínimo en más de cuatro meses, el Banco Central de Rusia decidió suspender las compras de moneda extranjera para reponer las reservas internacionales en el país, una medida que podría sentar las bases para un quinto recorte de tasas de interés este año.

"El Banco de Rusia ha declarado en repetidas ocasiones que minimizará el impacto de las operaciones para reponer las reservas internacionales en el mercado de divisas, para ajustar rápidamente el volumen de compras", señaló hoy el organismo a través un comunicado, y alegó que tomó la decisión en función de la "creciente volatilidad en el mercado doméstico de moneda".

En el texto, el Banco Central precisa que las compras de divisas extranjeras se redujeron a 160 millones de dólares el lunes último desde los 200 millones diarios que se negociaron la semana pasada, consigna el diario El País.

La suspensión, a partir de ayer, de la compra de divisas extranjeras tuvo un impacto inmediato en la economía rusa: el rublo se apreció 1,4%, frenando la devaluación, en momentos en que las principales divisas de países emergentes sufren por la volatilidad de las Bolsas chinas y la expectativa de que la Reserva Federal estadounidense y el Banco de Inglaterra suban tipos en septiembre.

Las intervenciones, agravadas por una caída en los precios del petróleo, han hundido la moneda rusa más de un 17 por ciento desde que el Banco Central reanudó la compra de divisas extranjeras a mediados de mayo último. Desde entonces, adquirió cerca de 10.000 millones de dólares en divisas, según señala la agencia económica Bloomberg.

La depreciación del rublo, que cayó más de un 40% en el último año, es una buena noticia para la competitividad exterior rusa, en medio de la baja del precio del petróleo y el impacto de las sanciones económicas de la Unión Europea al gobierno de Vladimir Putin, aunque es un problema para saldar las deudas en monedas distintas del rublo.

"Al Banco Central le preocupa que una moneda más débil pueda poner en peligro su objetivo de inflación", dijo Ivan Tchakarov, economista de Citigroup Inc. en Moscú, que predice una disminución de la tasa de medio punto, según Bloomberg. "Con esta decisión en su lugar, el banco central se sentirá mucho más cómodo corte el viernes", agregó, en referencia al consejo del Banco Central de Rusia para evaluar su política de tipos de interés.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.