Quiénes se sentaron en la mesa de diálogo entre las Coreas

(0)
27 de abril de 2018  • 14:01

SEÚL.- La mesa de negociaciones que sirvió de marco a la cumbre entre los líderes de las dos Coreas, en la zona desmilitarizada de la frontera, tenía sentados a su alrededor a verdaderos pesos pesados de la política de la península, sea de un lado o del otro de la demarcación.

Allí estaban el presidente Moon Jae-in por el lado de Corea del Sur , que siempre trabajó por relanzar las relaciones bilaterales, y el dictador norcoreano, Kim Jong-un , que este año se abrió finalmente al diálogo.

Pero sus compañeros de mesa, todos con altos cargos jerárquicos, tuvieron mucho que decir en el naciente proceso de deshielo como conductores de la negociación.

El jefe del Servicio de Inteligencia de Corea del Sur, Suh Hoon, sentado a la izquierda del presidente, actúa desde hace meses como enviado especial de Seúl a Corea del Norte. Su fuerte es la experiencia adquirida en las negociaciones con Pyongyang para las cumbres de los años 2000 y 2007.

Im Jong-suk, el jefe de la Secretaría Presidencial, es la mano derecha del presidente y estuvo en la cocina de las negociaciones desde el comienzo, cuando Kim anunció el envío una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur. En su juventud purgó unos meses de cárcel por ayudar a un amigo militante de la izquierda a viajar a Pyongyang.

Por el lado norcoreano, a la derecha del líder se sentó Kim Yong-chol, un controvertido general del ejército que estuvo al frente de la inteligencia militar. Se lo sindica como el cerebro del ataque al buque de guerra surcoreano Cheonan y a la isla Yeonpyeong, los dos en 2010.

Finalmente, la única mujer de la mesa, Kim Yo-jong, es a la vez la hermana del dictador y su mano derecha. Gran estrella de delegación norcoreana que asistió a la Juegos Olímpicos de Invierno, volvió a ser protagonista de una cita clave en la vida de las dos naciones.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.