Refuerzan la seguridad por temor a atentados

Luego del ataque al USS Cole, se temen nuevas acciones terroristas; alerta en EE.UU.
(0)
27 de octubre de 2000  

WASHINGTON.- El temor a nuevos atentados terroristas contra intereses norteamericanos en el mundo se reavivó ayer con la decisión del gobierno de Estados Unidos de reforzar las medidas de seguridad en embajadas y probables blancos militares y el anuncio del FBI de que investiga amenazas de bomba en Nueva York.

El anuncio se realizó luego de que el secretario de Defensa, William Cohen, y el jefe del estado mayor, Henry Shelton, se reunieron en videoconferencia con comandantes militares en varios países para discutir "medidas de protección" de las fuerzas estadounidenses en el exterior, luego del atentado contra el USS Cole en Yemen, en el que murieron 17 marinos y cuyos autores podrían ser seguidores de Osama ben Laden.

En tanto, tras haber recibido una amenaza anónima de bomba anteanoche, las medidas de seguridad se intensificaron ayer en torno del hotel donde se hospedan los investigadores estadounidenses que procuran esclarecer en Yemen el atentado contra el destructor USS Cole, informaron autoridades yemenitas.

Por su parte, el FBI está investigando la posibilidad de que terroristas islámicos coloquen explosivos en hoteles de Nueva York durante las dos primeras semanas de noviembre. La amenaza, dice el New York Post, aparece en cartas anónimas recibidas el 17 de este mes por el Marriot Marquis, un gran hotel en Times Square, y el Sheraton de la Séptima Avenida, que el 5 de noviembre próximo será el cuartel general de la Maratón de Nueva York. Las cartas también mencionan como posible blanco el Javits Center, un centro de congresos sobre el Hudson, que, a mediados de noviembre, hospedará a más de 1800 personas.

Causas del alerta

La agencia central de inteligencia norteamericana cree que terroristas islámicos prepararon un atentado suicida sobre un avión norteamericano en Bahrein, dijeron fuentes de la CIA al diario Los Angeles Times.

Según las fuentes, este plan fue una de las razones que indujeron al Pentágono a declarar el fin de semana último la alarma Delta para las tropas norteamericanas en el emirato, en Qatar y en la base aérea de Incirlik, en Turquía. También sostuvieron que las embajadas norteamericanas en el emirato y en Qatar recibieron amenazas.

Otras amenazas habrían llegado a una escuela en Bahrein a la que asisten hijos de diplomáticos y militares. La escuela fue cerrada a partir del lunes por tiempo indeterminado.

Por otra parte, un especialista de los servicios secretos de Defensa de Washington, que renunció un día después del atentado contra el USS Cole porque no se habría prestado atención a las amenazas terroristas, advirtió sobre "dos o tres actos graves de terrorismo que podrían ocurrir en las próximas semanas o meses".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.