S-400: los misiles de Rusia con los que Turquía desafía a Estados Unidos

Los S-400 "Triumf" de Rusia figuran entre los sistemas de misiles "tierra-aire" más avanzados del mundo
Los S-400 "Triumf" de Rusia figuran entre los sistemas de misiles "tierra-aire" más avanzados del mundo Fuente: Archivo
(0)
5 de abril de 2019  • 08:20

Es uno de los sistemas de misiles "tierra-aire" más avanzados del mundo y también el motivo de una agria disputa entre Turquía y Estados Unidos que amenaza la alianza de estos dos países en la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN).

Turquía -que tiene el segundo ejército más grande de la alianza militar de 29 países- está en proceso de adquirir misiles antiaéreos S-400 fabricados en Rusia , el principal rival de la organización fundada en 1949 precisamente para confrontar a la Unión Soviética.

Estados Unidos ha reaccionado con furia a una decisión que considera una potencial amenaza para sus aviones de combate F-35, que Turquía también estaba en proceso de adquirir.

Turquía -que tiene el segundo ejército más grande de la alianza militar de 29 países- está en proceso de adquirir misiles antiaéreos S-400 fabricados en Rusia , el principal rival de la OTAN que confronta con el país liderado por Putin

"No nos quedaremos de brazos cruzados mientras los aliados de la OTAN compran armas a nuestros adversarios", advirtió el vicepresidente estadounidense Mike Pence durante un encuentro organizado esta semana en Washington para celebrar el 70 aniversario de la organización.

Los S-400 "Triumf" de Rusia figuran entre los sistemas de misiles "tierra-aire" más avanzados del mundo
Los S-400 "Triumf" de Rusia figuran entre los sistemas de misiles "tierra-aire" más avanzados del mundo Fuente: Archivo

"Turquía debe elegir: ¿quiere seguir siendo un socio clave en la alianza militar más exitosa de la historia o quiere arriesgar la seguridad de esa asociación al tomar decisiones tan imprudentes que socavan nuestra alianza con la OTAN?", amenazó Pence.

La planeada compra de los S-400 -un sistema integrado que tiene un alcance de 400 kilómetros y puede derribar de forma simultánea hasta 80 blancos, incluyendo drones, aviones y misiles de largo alcance- es solo uno de los ejemplos más visibles de ese acercamiento entre Rusia y Turquía

Pero la respuesta de Turquía fue igual de desafiante.

Primero el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, aseguró que el trato con Rusia -valorado en unos US$2.500 millones- no sería cancelado.

Erdogan y Trump, juntos, en 2017. EE.UU. y Turquía cada vez se ven con más sospecha
Erdogan y Trump, juntos, en 2017. EE.UU. y Turquía cada vez se ven con más sospecha Fuente: Archivo - Crédito: Reuters

"Estados Unidos deben elegir. ¿Quiere seguir siendo aliado de Turquía o arriesgar nuestra amistad al unir fuerzas con terroristas para socavar la defensa de su aliado en la OTAN contra sus enemigos?", dijo luego por Twitter el vicepresidente turco Fuat Oktay.

Múltiples disputas

Oktay podría haber estado haciendo referencia a la negativa de EE.UU. de extraditar al clérigo Fethullah Gulen, al que el gobierno turco acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado de julio de 2016.

Pero también al apoyo de Washington a las milicias kurdas en Siria, un conflicto que también ha contribuido a tensionar la relación entre Turquía y sus aliados de la OTAN.

Putin, durante una ceremonia militar. Rusia, cada vez más cerca de Turquía
Putin, durante una ceremonia militar. Rusia, cada vez más cerca de Turquía Fuente: AP

Ankara también asumiendo posiciones antagónicas a las de Washington y la Unión Europea en otras crisis, como la de Venezuela.

Y el cada vez mayor distanciamiento entre la Turquía del presidente Recep Tayyip Erdogan y la UE -a la que el país musulmán oficialmente todavía espera ingresar- también se ha reflejado en un cada vez mayor acercamiento a la Rusia de Vladimir Putin .

De hecho, la planeada compra de los S-400 -un sistema integrado que tiene un alcance de 400 kilómetros y puede derribar de forma simultánea hasta 80 blancos, incluyendo drones, aviones y misiles de largo alcance- es solo uno de los ejemplos más visibles de ese acercamiento.

Problemas "políticos y prácticos"

Ankara sostiene que necesita las armas rusas para defenderse de los rebeldes kurdos y militantes islámicos que identifica como su principal amenaza.

Pero, como explica el corresponsal para temas diplomáticos y de seguridad de la BBC Jonathan Marcus, su compra plantea numerosos problemas, "tanto políticos como prácticos".

Cómo funciona el misil S-400 fabricado en Rusia
Cómo funciona el misil S-400 fabricado en Rusia Fuente: Archivo - Crédito: BBC Mundo

Para empezar, el sistema no se podría integrar con el resto del sistema de defensa antiaérea de la OTAN, lo que dado el emplazamiento estratégico de Turquía en el flanco oriental de la alianza resulta bastante problemático.

Turquía ,además, estaba también en proceso de adquirir lo que Marcus describe como "el avión de guerra más avanzado de todo el arsenal estadounidenses, el F-35".

Y, según nuestro corresponsal, "EE.UU. teme que si Turquía opera tanto los F-35 como los S-400, los rusos podrían hacerse con información crucial que les permitiría entender mejor las características del avión y por lo tanto como poder derrotarlo".

Por esta razón, EE.UU. ya suspendió la entrega de los F-35 hasta que no se resuelva el tema de los misiles rusos.

EE.UU. suspendió la entrega de los F-35 a Turquía
EE.UU. suspendió la entrega de los F-35 a Turquía Fuente: Archivo

Moscú, por su parte, todavía no se ha pronunciado.Pero la disputa, "una más del sinnúmero de diferencias que enfrentan a Washington y Ankara, refuerzan la percepción sensación de que Turquía es un miembro cada vez menos confiable del club de la OTAN", destaca Marcus.

Buenas noticias para una Rusia, que ha visto como sus relaciones con la OTAN también se han deteriorado, entre otras cosas, por la expansión de la alianza hacia el este y la ocupación rusa de Crimea.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.