Servini se suma a la ofensiva legal contra Pinochet

Pidió al general que nombre por el caso Prats a un abogado en la Argentina
Pidió al general que nombre por el caso Prats a un abogado en la Argentina
(0)
30 de marzo de 2000  

La jueza argentina María Servini de Cubría pidió ayer al ex dictador Augusto Pinochet que designara abogado en la causa donde se determinará si ya prescribió o no el proceso que se lleva adelante por el crimen del ex comandante en jefe del ejército chileno general Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert, cometido en Buenos Aires en 1974.

La magistrada confirmó a La Nación que envió la rogatoria internacional, y el diario La Segunda de Santiago escribió que la petición fue recibida en la Cancillería chilena "y hecha llegar en las últimas horas a la Corte Suprema".

De este modo Pinochet se notificará. En caso de que no designe abogado, le será asignado un defensor oficial que deberá velar por sus intereses en el proceso que se tramita en Buenos Aires.

La justicia argentina solicitó a los tribunales chilenos que informaran a Pinochet sobre el incidente de prescripción abierto en la causa por el homicidio del matrimonio Prats, y que tiene un plazo de cinco días para designar a su defensor.

Este incidente de prescripción fue abierto por el ahora suspendido juez Norberto Oyarbide en momentos en que estuvo provisoriamente a cargo de la causa. Ahora, Servini debe resolver el incidente de prescripción para que la causa no prescriba a 26 años del crimen y enjuiciar así al ex dictador chileno por su presunta responsabilidad en el asesinato.

Hasta ahora hay un solo detenido y procesado en esta causa, Enrique Arancibia Clavel, un ex empleado de Lan Chile acusado de ser un ex agente de la DINA, organismo represivo de la dictadura, en Buenos Aires.

Servini de Cubría inculpó, además, a los ex máximos jefes de la disuelta DINA, los condenados ex general Manuel Contreras y ex brigadier Pedro Espinoza, los militares en retiro Raúl Iturriaga, José Zara y Armando Fernández y los ex agentes civiles de la DINA Jorge Iturriaga y Mariana Callejas.

Interrogatorios

En diciembre último, Servini de Cubría se constituyó en Chile, en el penal de Punta Peuco, para presenciar los interrogatorios de Contreras y Espinoza que por vía exhorto solicitó a la justicia chilena.

En esta causa declaró como testigo el ex agente de la CIA Michael Townley, acusado de atentar contra el canciller chileno Orlando Letelier en Washington e involucrado en este asesinato. El actual embajador de Estados Unidos en Chile, John O´Leary, dijo ayer que el asesinato de Letelier es el peor acto terrorista internacional cometido en la capital de su país. "Todos los responsables de ese acto de terrorismo internacional serán llevados a los tribunales", prometió, en alusión a Pinochet, Contreras y Espinoza.

Las hijas de Prats pagaron los 14.000 dólares que pedía el abogado de Townley para asesorarlo durante el interrogatorio, y la magistrada le hizo las preguntas en Estados Unidos.

Prats permaneció hasta agosto de 1973 en la comandancia en jefe del ejército, cuando renunció y recomendó al general Pinochet como su sucesor, por su apego a la constitucionalidad. Esa sugerencia fue aceptada por el entonces presidente Salvador Allende, muerto el 11 de septiembre de 1973 durante el golpe de Estado en su contra liderado por Pinochet.

Prats se trasladó al año siguiente a Buenos Aires, donde fue asesinado junto con su mujer en Palermo.

Ayer, el ministro del Interior chileno, el socialista José Miguel Insulza, indicó que el gobierno del presidente Lagos no se opondrá a que la justicia argentina investigue el asesinato de Prats y su señora. Tampoco pondrá trabas para que la justicia italiana investigue el atentado al ex vicepresidente Bernardo Leighton y su esposa, ocurrido en Roma en 1975.

Está listo el misil preferido del ex dictador

SANTIAGO, Chile.- El misil chileno-británico Rayo, el preferido de Augusto Pinochet cuando era comandante en jefe del ejército, está listo para la venta y hay interesados en América latina, Medio Oriente, Africa, Asia y hasta en Europa, informó ayer el matutino El Metropolitano.

Se trata de un sistema lanzacohetes múltiple, cuya construcción fue impulsada por Pinochet, y podrá ser fabricado en serie a partir de mayo próximo, dijo al periódico Malcolm Lassan, director de la empresa responsable del proyecto.

El Rayo es diseñado para el uso de artillería como un arma de saturación. Puede disparar 24 cohetes de 160 milímetros y va montado sobre un camión militar todo terreno, de 24 toneladas.

El proyecto original de la Fábrica y Maestranzas del ejército chileno, Famae, y la británica Bae Systems, contemplaba un alcance de 32 kilómetros, pero fue ampliado a 45. Los 24 cohetes pueden ser lanzados en 60 segundos.

El cohete ha sido probado con éxito durante los últimos dos años.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.