Tensión en EE.UU.: una técnica de estrangulamiento que recuerda a otras tragedias

El oficial Derek Chauvin mantuvo la rodilla en la parte posterior del cuello de George Floyd al arrestarlo durante ocho minutos
El oficial Derek Chauvin mantuvo la rodilla en la parte posterior del cuello de George Floyd al arrestarlo durante ocho minutos Crédito: Instagram @george_floydd_
(0)
29 de mayo de 2020  • 12:14

NUEVA YORK.- En el video filmado con un celular de la muerte de George Floyd, que desató una violenta ola de protestas en la ciudad de Minneapolis y en otras de Estados Unidos, se ve al oficial Derek Chauvin que mantiene presionada una rodilla en la parte posterior del cuello del ciudadano afroamericano durante unos ocho minutos, hasta que Floyd deja de hablar o moverse.

"No tiene que sentarse allí con la rodilla en el cuello", exclamó un espectador fuera de cámara, dirigiéndose al oficial en un lenguaje con improperios. "Él está disfrutando eso. Usted está disfrutando eso. Ya podrías haberlo metido en el auto", añadió.

Para los entrenadores de policías y criminólogos, el episodio parece ser un caso de manual de por qué muchos departamentos de policía de todo el país han tratado de prohibir directamente o al menos limitar el uso de estrangulamientos en los últimos años: las prácticas han llevado con demasiada frecuencia a muertes de alto perfil.

"Es una técnica que ya no usamos tanto debido a la vulnerabilidad", dijo Mylan Masson, un ex oficial de policía que dirigió un programa de capacitación para la policía de Minneapolis durante 15 años hasta 2016. "Tratamos de alejarnos del cuello tanto como sea posible".

Los detalles completos de lo sucedido aún no han surgido, en particular lo que las cámaras de la policía podrían mostrar sobre cualquier altercado entre Floyd y Chauvin, de 44 años, un veterano del departamento de 19 años que desde entonces ha sido despedido. Sin embargo, los registros del departamento indican que la policía de Minneapolis no ha abandonado por completo el uso de restricciones para el cuello, incluso si el método utilizado por Chauvin ya no forma parte del entrenamiento policial.

El manual del Departamento de Policía de Minneapolis establece que los estrangulamientos están básicamente reservados para cuando un oficial se siente atrapado en una situación de vida o muerte. No hubo una amenaza aparente de esa naturaleza en la detención de Floyd.

Los expertos que ven el video sugieren que era más probable un caso de "justicia callejera", cuando un oficial de policía busca castigar a un sospechoso infligiendo dolor por algo hecho al oficial durante el arresto.

Los criminólogos que vieron el video dijeron que la restricción de la rodilla no solo ejercía una presión peligrosa en la parte posterior del cuello, sino que también mantenía a Floyd acostado boca abajo durante demasiado tiempo. Ambas posiciones, la rodilla en el cuello y estar acostado boca abajo, corren el riesgo de cortar el suministro de oxígeno de alguien.

"Mantener al señor Floyd boca abajo con las manos esposadas a la espalda es probablemente lo que lo mató", dijo Seth Stoughton, un exoficial de policía que estudia policía y es profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Carolina del Sur. El entrenamiento policial comenzó a enfatizar evitar esa posición hace unos 20 años, dijo.

En términos de estrangulamientos, los departamentos que aún los permiten generalmente usan una especie de llave de lucha libre, en el que el oficial envuelve su brazo alrededor del cuello y aplica presión, dijo. La idea es someterlos lo más rápido posible para meterlos en un patrullero, no dejarlos en esa posición posiblemente mortal por minuto tras minuto como sucedió con Floyd.

Además, aplicar la rodilla a la parte posterior del cuello en lugar de a los lados corre el riesgo de matar o herir gravemente a alguien al cortar el suministro de aire o dañar la columna cervical y otros huesos delicados en el cuello, dijo Stoughton. Ningún departamento permite tal técnica en circunstancias ordinarias, dijeron él y otros.

The New York Times

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.