El escenario. Una brecha se abre entre el rey y su país