Carl Franklin y Denzel Washington, juntos

(0)
22 de abril de 2004  

Presentación de "Tiempo límite" ("Out of Time", Estados Unidos/2003). Dirección: Carl Franklin. Con Denzel Washington, Eva Mendes, Sanaa Lathan, Dean Cain, John Billingsley, Robert Baker y Alex Carter. Guión: Dave Collard. Fotografía: Theo van de Sande. Edición: Carole Kravetz Aykanian. Música: Graeme Revell. Diseño de producción: Paul Peters. Producción de MGM presentada por Distribution Company . Duración: 104 minutos. Para mayores de 13 años.

Nuestra opinión: buena

Carl Franklin y Denzel Washington, director y actor de la notable "El demonio vestido de azul", se reencuentran en "Tiempo límite", un sólido, algo previsible, pero muy eficaz regreso al universo de los films noir de clase B que abundaron a fines de los años 40 y al espíritu de las novelas pulp que tanta popularidad alcanzaron en los Estados Unidos.

El solvente guión del debutante Dave Collard está ambientado en la actualidad, en un pequeño pueblo de Florida llamado Banyan Key (1384 habitantes). La tranquilidad del lugar le permite a Matt Lee Whitlock (Washington) ocuparse de sus conflictos amorosos: mientras se está divorciando de Alex (Eva Mendes), una detective de promisoria carrera en Miami, mantiene un affaire con Ann (Sanaa Lathan), una ex novia de la secundaria casada con un hombre violento que la maltrata (Dean Cain).

Lo que en principio aparece como un juego erótico deviene con el correr de la trama un complejo rompecabezas en el que afloran el melodrama (a Ann le diagnostican un cáncer terminal), el thriller (un trágico incendio intencional y el cambio de beneficiario de una millonaria póliza de seguro de vida disparan una intervención policial liderada por Alex) y algunos logrados toques de comedia, con Whitlock tratando de obstruir desde adentro la investigación que lo podría dejar como principal sospechoso.

El realizador de "Un paso en falso" ratifica su categoría narrativa, su excelente manejo de la tensión, su conocimiento de los códigos del cine negro y de la dosificación del suspenso, así como su capacidad para la dirección de actores, y sólo cede a las convenciones en una pobre escena con persecución y caída en un hotel de mala muerte.

La habitual prestancia de Denzel Washington, el toque erótico que aportan Eva Mendes y Sanaa Lathan, la excelente iluminación de Theo van de Sande y los hallazgos de un guión que sumerge al espectador en esos atractivos juegos de trucos y engaños que lo convierten en una suerte de cómplice de los personajes, hacen de "Tiempo límite" una película que seguramente no pasará a la historia grande del cine, pero que ofrece 104 minutos de entretenimiento garantizado.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.