Opinión. Con Don Enrique Larreta, en Venecia