Igor Yebra. "Mi aprendizaje artístico, personal y profesional fue como estos tres años: salvajes"