Música popular. Demare, un clásico