En Mar del Plata, el DJ Marco Carola puso a todos a bailar

El napolitano puso a todos a bailar y musicalizó la noche y el amanecer marplatenses
El napolitano puso a todos a bailar y musicalizó la noche y el amanecer marplatenses
Sebastián Chaves
(0)
7 de enero de 2019  • 20:48

MAR DEL PLATA.– Antes de subir al escenario, Marco Carola mira un punto fijo clavado bien alejado, casi en el medio del mar. Tiene el gesto adusto, como si fuese un luchador de UFC que le niega el contacto visual a su rival. Pero, lejos de una pelea, está a punto de enfrentarse a todo lo contrario: cerca de 7 mil personas esperaba que los ponga a bailar en la primera de las cuatro fiestas que Live Your Music, la plataforma de Heineken, tiene planeadas en el parador Mute de Mar del Plata para durante todos los fines de semana de de enero.

Luego de que el local Joel Salim dejara la arena caliente, Carola tomó los controles a las 2:30 de la noche para ofrecer un set que se extendería a lo largo de tres horas y que mostró no solo la capacidad del DJ italiano para manejar el pulso del público sino también para jugar con la transición noche-amanecer en la playa.

Nacido en Nápoli en 1975, Marco Carola tuvo su primer acercamiento a la música como baterista hasta que la escena del house de su país lo enamoró y lo alentó a convertirse en DJ. Ya a mediados de los noventa, adoptó el techno como base de todas sus incursiones sonoras que apuntaló desde Desgin Music, su propio sello discográfico. Y mucho de eso tuvo el set que dio el sábado por la noche. Apenas tomó las bandejas con el beat escondido de "Paf" (original del francés Sirus Hood), Carola le incrustó un bombo en negras para dejar en claro que lo suyo iba a pasar por las bases obsesivas y los bajos contagiosos. La ausencia casi total de voces en sus composiciones fue también una constante en la primera parte de su repertorio en vivo, una viaje a lo profundo del ritmo, hasta encontrarlo en su forma más cruda, repetitiva y abrazadora.

Una postal del amanecer, con las cerca de 7.000 personas que bailaron con el techno de Carola
Una postal del amanecer, con las cerca de 7.000 personas que bailaron con el techno de Carola

Para seguir rindiendo pleitesía a la escena europea, el detalle navideño llegó enseguida con "Jingle Bells" (del alemán Damon Paul) hasta que "I'm Pray For You" (vuelta a Italia, esta vez con Enrico Saba) abrió el juego hacia un sonido más house, deudor de la escuela de Detroit. A partir de allí, Carola estableció el estado de ánimo para una fiesta con mucho del espíritu de los 90. Bailarinas a los costados del escenario, visuales con referencias espaciales que ampliaban cada vez más la paleta de colores y pequeñas transiciones con breaks inesperados que ofrecían breves respiros entre tanta intensidad de graves expansivos. Su adolescencia como baterista saliendo a la superficie en esos resquicios de opulencia sonora.

Pero Carola no sólo dejó entrever los intereses de sus años pasados sino también las actuales. Así como a principios de la década decidió alejarse de los clubes habituales para poder experimentar con géneros distintos sin necesidad de defraudar a un público que le exigía que continúe en la senda del techno más puro y duro, en la madrugada del domingo probó que también puede surfear con destreza las siempre traicioneras aguas del dance.Con total naturalidad, desembocó en los sintetizadores y melodías de "Unfinished Business" (Detroit Swindle) como punto de quiebre para desatar el baile más arengador que encontró uno de sus puntos máximos con "Passion", una suerte de himno del progressive house noventoso acuñado por los ingleses Gat Décor.

Sobre el final, "Superstylin'" (original de Groove Armada), terminó de pintar el amanecer en modo verano, ya con el sol escapándole a las nubes. A partir de ahí, el DJ de 43 años bajó paulatinamente los decibles y discontinuó los beats para marcar el fin de fiesta. Los bajos profundos se disolvieron, los sintetizadores en plan chill pasaron a primer plano, y la retirada parecía poner al máximo la saturación de amarillos y naranjas sobre el marrón de la arena. Como para que en las fotos de Instagram convivan los filtros retros y modernos, igual que en el set de Marco Carola.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.