Comenzó un nuevo ciclo solar: científicos de la NASA explicaron qué significa

La imagen dividida muestra la diferencia entre un Sol activo durante el máximo solar (a la izquierda, capturado en abril de 2014) y un Sol tranquilo durante el mínimo solar (a la derecha, capturado en diciembre de 2019)
La imagen dividida muestra la diferencia entre un Sol activo durante el máximo solar (a la izquierda, capturado en abril de 2014) y un Sol tranquilo durante el mínimo solar (a la derecha, capturado en diciembre de 2019)
(0)
16 de septiembre de 2020  • 18:51

Un nuevo ciclo solar comenzó, el número 25. De hecho, expertos de la NASA y de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) trazaron predicciones acerca de sus implicancias en el futuro y debatieron cómo el próximo repunte del clima espacial afectará en la vida cotidiana y a la tecnología tanto en la Tierra, como a los astronautas en el espacio.

Los ciclos solares se producen cada 11 años, un período en el que cambia la polaridad del campo magnético del Sol. De esa forma, es posible prever tormentas solares cuyos efectos pueden hacerse sentir en la Tierra.

En rigor, lo que da comienzo a un nuevo ciclo es el mínimo solar que ocurrió en diciembre de 2019. Aunque debido a que el Sol es tan variable, pueden pasar meses después del hecho para declarar el evento.

Los científicos rastrean el progreso del ciclo a través de las manchas solares, que en su apogeo generan explosiones gigantes, erupciones o eyecciones de masa coronal que pueden arrojar luz, energía y material solar al espacio. A través de ese proceso logran registrar desde una actividad mínima -como la que había hasta ahora- hasta una máxima, que se prevé para julio de 2025.

"A medida que salimos del mínimo solar y nos acercamos al máximo del ciclo 25, es importante recordar que la actividad solar nunca se detiene; cambia de forma a medida que oscila el péndulo ", explicó Lika Guhathakurta, científica solar de la División de Heliofísica en la Sede de la NASA en Washington.

"El hecho de que sea un ciclo solar por debajo del promedio no significa que no haya riesgo de clima espacial extremo", dijo Doug Biesecker, copresidente del panel y físico solar en el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de la NOAA en Boulder, Colorado. "El impacto del sol en nuestra vida diaria es real y está ahí. SWPC cuenta con personal las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año porque el Sol siempre es capaz de darnos algo para pronosticar", añadió.

"Examinar este entorno espacial es el primer paso para comprender y mitigar la exposición de los astronautas a la radiación espacial", explicaron desde la NASA, donde se trabaja en modelos predictivos para poder algún día pronosticar el clima espacial como se pronostica el clima en la Tierra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.