Dar el salto. Cómo es la primera etapa de una empresa

Fuente: OHLALÁ!
Paula Molinari
(0)
3 de abril de 2020  • 10:58

Sos una MAKER y tu negocio está prosperando. ¿Cómo hacerlo crecer? ¿Cómo asegurar su supervivencia en el tiempo? ¿Cómo pasar a jugar en otra liga? No importa en qué sector de actividad te movés: si sos empresaria textil, odontóloga, comunicadora o diseñadora. Como empresaria te ocurren las mismas cosas que a otras, por eso hablamos con Paula Molinari, autora de El salto del dueño , en donde asesora a dueños que quieren profesionalizar su empresa.

En la primera etapa de una empresa, que denominamos la Etapa Fundacional, la fundadora/dueña/empresaria ES el negocio. Y el negocio es la empresaria. Las identidades empresaria y empresa son una. La habilidad de la fundadora, su profesionalismo, y su creatividad hacen que el negocio crezca y prospere. Es realmente el centro de gravedad de la empresa. Todas las decisiones pasan por ella.

Analicemos brevemente qué caracteriza a la empresa en esta etapa y cuál es el rol de la fundadora a través de tres dimensiones: estrategia, gente, e información y procesos.

La estrategia en la cabeza de la empresaria

En la Etapa Fundacional, la empresa carece de un plan estratégico formal. La estrategia, si es que existe, está en la mente de la fundadora/empresaria. En el mejor de los casos, ésta se plantea preguntas sobre las tendencias del negocio, elabora cursos alternativos de acción y decide, casi siempre, en soledad (o con su socia/o, si existiera). No se habla de la rentabilidad de la empresa. En muchos casos, ¡ni siquiera la conoce! La empresa depende fundamentalmente del olfato de la empresaria, que es el motor que pone todo ese ecosistema en movimiento.

La gente: "somos una familia"

La empresa carece de organigrama, y los puestos se configuran en función de las capacidades de la gente disponible. Cuando se requiere la realización de alguna tarea para la que no hay un perfil disponible, ésta suele recaer en la "mochila" de la dueña (que va haciéndose cada día más pesada). Por eso, a medida que progresa la aventura empresarial, la "maker" va aprendiendo las más diversas tareas y se va convirtiendo en un auténtico todo terreno.

En esta etapa, los colaboradores se valoran por su lealtad, confianza y espíritu de familia. Rara vez se habla de desempeño. Cuando se recluta, no se habla del perfil. En general, se busca a alguien de confianza. Por eso, en la empresa trabajan familiares, amigos e hijos de los amigos. Como en las familias, la comunicación entre empleados es frecuente e informal. La gente trabaja muchas horas y los sueldos son bajos. Pero los empleados valoran la empresa porque se sienten seguros.

Información y procesos: la memoria de la todo terreno

Durante la Etapa Fundacional, la empresaria guarda la información en el disco duro de mayor confianza: su cabeza. La historia de la empresa, los clientes, y los productos, todo está en su archivo mental, y todos recurren a él como principal fuente de información.

La empresa se maneja con pocas métricas, que suelen emplearse con fines operativos. No hay sistemas de gestión compartidos. Cada cual maneja la información relacionada con su tarea.

La empresa prospera. Pero justamente en un momento en que las cosas parecen ir bien, es cuando la crisis comienza a gestarse. Empieza con unos pequeños movimientos de aire, casi imperceptibles, pero que si no se los atiende a tiempo derivan en un tornado que puede causar el fracaso del negocio .

La maduración de las empresas es un proceso en el que se alternan evolución y revolución. Cada momento de revolución o de crisis, implica el paso a una nueva etapa , en la que aparecen nuevos modos de hacer las cosas. Pero el mayor momento de vulnerabilidad se da, justamente, en la crisis entre la Etapa Fundacional y la siguiente, la Etapa Profesional. Es de la profesionalización. Es en esta transición donde la tasa de mortalidad de estas empresas es altísima.

Dar el salto desde la Etapa Fundacional hacia la Profesional no es sencillo. Nuestras empresas no cambian si no cambiamos nosotros. Por eso, en próximas notas vamos a ir viendo cómo hacer para profesionalizar tu empresa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.