Ideas que multiplican el espacio

Cada vez más diseñadores se ocupan de las dificultades que surgen al vivir en viviendas chicas. Modelos que las resuelven
(0)
21 de octubre de 2000  

Los lugares de dimensiones reducidas obligan a tomar decisiones que permitan aprovechar el espacio al máximo. Una opción (frecuente, aunque no muy recomendable) es ir acumulando las cosas donde mejor se pueda. El habitante del cuarto tendrá que jugar a la rayuela hasta llegar a su cama... y llegará el día en que ya no pueda entrar. ¿Una alternativa más recomendable? Contar con una mínima cantidad de enseres; por ejemplo, una habitación con una cama, acompañada apenas por un velador (ideal en un estilo minimalista). Por último, es posible conocer ciertos trucos para elegir el tipo de mueble que permita una óptima distribución. Sistemas rebatibles, apilables, giratorios, plegables y con rueditas son sólo algunos de los recursos que ayudan a crear un cómodo espacio, por mínimo que sea.

Primera impresión...

También los colores (si son claros, mejor) y los materiales ayudan en forma notable a ampliar o reducir un espacio. Quizá no se trate del real, sino sólo del visual. Es decir, la estética de un modelo puede dar una imagen mucho más liviana si está realizado con una tela o un metal con determinadas características. Por eso, no hay que olvidar que el vidrio, los materiales translúcidos y (aunque parezca extraño) los metales otorgan un aspecto ligero. Por ejemplo, aunque el hierro sea pesado, en general se lo trabaja realizando enseres de líneas finas. Recuerde, en ese sentido, las mesas de jardín. ¿Y las sillas? Existen algunas que emplean una malla de acero perforado en el asiento y el respaldo.

Un mundo de posibilidades



  • Living-comedor: se trata de uno de los ambientes en los que se concentra la mayor cantidad de muebles.
  • Las mesas que se amplían no son una novedad. Como ya se sabe, existe una gran variedad de sistemas que permiten invitar a un banquete a más comensales que los de rutina: desde las rebatibles hasta las versiones que se extienden o giran.

    Pero el ingenio de los diseñadores no tiene límites. Hoy es posible encontrar modelos multifunción. Al principio se ven como excelentes mesas ratonas de madera. Como por arte de magia, al desplegarse, se convierten en un escritorio. Pero eso no es todo; al abrir la tapa como si fuera un libro, queda una mesa de comedor.

    Otro punto por tener en cuenta son las sillas. La variedad es infinita: las más conocidas son las plegables y apilables. Las primeras lo hacen de tal manera que es fácil guardarlas en cualquier rincón. Las apilables, aunque ocupan un lugar más amplio, son una opción atendible. Suelen ser livianas y la mayoría cuenta con diseños actuales. Algunas vienen en PVC de colores translúcidos. El caño, la madera y el hierro son otros de los materiales empleados, de modo que los modelos se adaptan a cualquier estilo.

    En un living también es importante contar con estanterías para acomodar desde libros hasta adornos. Existen bibliotecas para amurar a la pared y autoportantes (sobre ruedas). Las primeras se cuelgan por medio de cremalleras regulables. De ellas pueden suspenderse estantes, canastos, gaveteros, pizarras, porta-CD o videos. Las otras se realizan a medida y cuentan con estantes fijos o regulables. Se las encuentra tanto en madera como en vidrio y acero. Otra opción interesante son las colgantes, que además se pueden utilizar como divisoras de ambientes. Se cuelgan con tensores de acero (puede ser techo-piso o pared-piso) y tienen estantes de vidrio. Se realizan a medida y cuentan con la ventaja de que despejan el espacio visual. En esa tendencia es posible encontrar mesas con tapas de vidrio y hasta bases transparentes, que transmiten la sensación de que el mueble vuela. También a medida, se realizan módulos de madera.

  • Habitación: respecto de las mesas de noche, existen varias posibilidades. Una de ellas es utilizar varias cajas: son de cartón resistente y algunas cuentan con cajoncitos. Ubicadas unas sobre otras, arman una excelente mesa de luz. Permiten guardar varios elementos y se las confecciona en una amplia variedad de diseños, lisos y estampados. La segunda opción es más económica: amurar estantes a la pared. Allí se ubicará el velador y alguna que otra pertenencia necesaria a la hora de dormir. La tercera posibilidad: mesas con rueditas. Pueden desplazarse cuando no se necesitan. Con un poco de imaginación, hasta es posible esconderlas durante el día. Como las ruedas son sumamente prácticas, algunos diseñadores las instalan también en las camas.
  • Otro elemento muy útil son los guardarropas móviles. Se los confecciona en diferentes medidas, con varios compartimientos . Incluyen un cobertor de tela con cierre para cubrirlos.

  • Cocina: en este sitio, todos los medios son válidos para ahorrar metros. Desde inventar espacios en la mampostería, donde se pueden colocar canastos de mimbre, hasta las tablas de planchar que se esconden dentro de los muebles y se sacan sólo cuando es necesario.
  • Son sumamente prácticos los clásicos vajilleros, llenos de divisiones con distintas funciones, que se cuelgan de la pared. Otro tanto ocurre con los bajos, que se ubican debajo de la mesada. Otra posibilidad para acomodar la vajilla o la comida es utilizar también aquí los módulos de madera; en especial, los que vienen con rueditas.

    Siempre viene bien contar con algún carrito o mesa auxiliar; sirven para guardar elementos y transportarlos hasta el sitio adonde se necesiten. Algunos poseen cajones, estantes, tablas que se usan como bandejas, bodegas, ganchos y portacuchillos. Además, hay bandejas con pies que se pliegan cuando no se utilizan.

  • Toilette: ya no son enormes como los de antes. Conviene contar con un bañaseo (pequeñas bañeras cuadradas); algunos incluyen el bidet. Para los hedonistas, también se fabrican hidromasajes que, como la ducha, se emplean de pie.
  • Por su parte, el vanitory debe ser de líneas finas y bien liviano. Aunque si se privilegia un espacio para guardar, es conveniente que cuente con varios cajones, estantes y puertas.

    Una propuesta interesante son las estanterías cromadas; pueden agregarse módulos a medida que se precisan. Dentro de la misma línea, existe un caño guía que se adhiere a la pared, al que se le incorporan el toallero, portarrollo y espejo.

    Para la ropa sucia se confeccionan cestos de tela que se pueden plegar.

  • Accesorios: las casas especializadas ofrecen rinconeras; mesas para televisores y de PC con cajones y rueditas; sillas giratorias; ventiladores de techo; revisteros plegables; estantes para colgar de estructuras metálicas, y hasta cestos de basura con ruedas.
  • Todo sea para que quepan tres en el mismo lugar adonde antes sólo entraban dos .

    FUENTES CONSULTADAS: Easy Home Center: Avdas. Bullrich y Cerviño. JB Penny: Libertad 1159; 4814-5011. Mimí Costa, Pierre Lavigne: Arenales 1198; 4812-3013. Natan: Arenales 1223; e-mail: Natan@Irys.com.ar Dash: Arenales 1231. Milano: Avda. Cabildo 1865. Bazar Novedades: Avda. Cabildo 2414.

    En un ambiente

  • No olvide el sofá cama. Es fundamental para estos lugares. Hay de una y dos plazas.
  • Los biombos sirven para dividir sectores. Tienen la ventaja de que se pueden desplazar o retirar cuando se quiere ampliar el espacio. Los de papel de arroz son translúcidos.
  • Organice un rinconcito de lectura desarmable: instale una pequeña mesa plegable; sobre ella irán el velador y los elementos que desee tener al alcance de la mano.
  • Al lado, un cómodo sillón plegable tapizado en matelassé. Ambos se retirarán cuando las circunstancias así lo requieran.

  • Las mesas con caballetes también se arman y desarman fácilmente.
  • Modelos y precios

  • Set de mesa plegable: con 4 sillas plegables, todo en madera; $ 280 (Easy Home Center).
  • Mesa de PC: con ruedas; $ 170 (Easy Home Center).
  • Cama Capitán: single, con 3 cajones; $ 300 (Easy Home Center).
  • Cama marinera: de caño, $ 130 (Easy Home Center).
  • Guardarropa: de tela, con estructura de caño; de 91 cm de ancho x 51 de profundidad x 1,55 de alto, $ 27 (Easy Home Center).
  • Cesto para ropa: en lienzo con estructura plegable de madera, $ 22. Revistero, desde 12 (JB Penny).
  • Bandeja: de madera y estructura con caballete, $ 25; en caña, grande, 50 (JB Penny).
  • Mesas auxiliares: desde $ 18 (JB Penny).
  • Rinconeros cromados: con ruedas y canastos desmontables, desde $ 20 (JB Penny).
  • Sillas plegables: de caño y madera, desde $ 37 (JB Penny).
  • Espejo perchero: en madera de caoba símil wengué, $ 90 (Mimí Costa...).
  • Módulos: en madera de caoba símil wengué; de 42 cm de ancho x 30 de profundidad x 1,20 de alto, $ 225 (Mimí Costa...).
  • Módulos cromados: de 90 cm de ancho x 45 de profundidad x 1,60 de alto, $ 280 (Mimí Costa...).
  • Juego de 3 mesas de arrime: en madera de caoba símil wengué. Se esconde una dentro de otra, $ 280, las 3 unidades (Mimí Costa...).
  • Estantería de vidrio: colgante, con tensores de acero. De 90 cm de ancho x 30 de profundidad x 8 mm de espesor. Con visita técnica e instalación, $ 520 (Boreal).
  • Sillón plegable: con fundas matelassé, $ 460 (Natan).
  • Sofá cama: de 2 plazas, en panamá con patas de aluminio anodizado; $ 1450 (Natan).
  • Home Office: escritorio con cama rebatible que se convierte en tablero, doce cuotas de $ 99,90. Incluye un silloncito de regalo (Natan).
  • Camarote: camas con escritorio, en madera, acero y laminados plásticos, $ 1790 (Dash).
  • Estantes: desde $ 38 (Dash).
  • Cajoneras: desde $ 270 (Dash).
  • Escritorios: desde $ 370 (Dash).
  • Llegan versiones de último modelo



    Quien no compartió alguna vez la habitación con sus hermanos, durmiendo en una cama marinera, seguramente soñó con hacerlo. Hoy los padres pueden sumar recursos cuando son varios los integrantes de la familia que tienen que convivir en la misma habitación.

    La firma Dash expone en Casa FOA 2000 un cuarto de unos mellizos de 13 años. Los muebles consideran el descanso, estudio y guardado, sin olvidar la diversión. Utilizaron dos camas en altura, a las que se accede mediante una tarima con escalera, que se encuentra justo en el medio de ambas. Debajo de cada cama se encuentra un armario con ruedas, una biblioteca, una mesa de estudio y sillones giratorios. Todo está realizado en madera, acero y laminados plásticos.

    Por su parte, Natan ha ideado una home office para adolescentes. Se trata de un escritorio amurado a la pared, sobre el que reside un original tablero rebatible de madera. Al girarlo, se descubre una cama de una plaza al estilo cucheta superior. Se completa con una cajonera móvil y una silla con ruedas.

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.