La nueva estrella cubana

El mundo del humo: guía de precios y consejos útiles
(0)
29 de octubre de 2000  

Cuando se dan dos medidas, la primera indica la longitud del cigarro en pulgadas; la segunda, el diámetro, en sesenta y cuatro avos de pulgada. Los precios pueden variar en diversos comercios.

A los pies del macizo de San Luis, en la legendaria localidad cubana de Vuelta Abajo, se encuentran los Vegas de Robaina, una explotación tabacalera que data de 1845. Allí surgen unos cigarros que no se encuentran entre los más conocidos, pero que son cada vez más apreciados; efectivamente, el elegante isotipo que los identifica (una letra R dorada que se recorta sobre fondo marrón oscuro) se está ganando un sitio de honor entre las grandes marcas cubanas. Las vitolas que se consiguen son las mayores, desde una corona de 5" por 42 (Vegas de Robaina Familiar, $ 12,70) hasta el imponente Vegas Robaina Don Alejandro (una doble corona de 7 5/8" por 49), homenaje al fundador de la dinastía. En medio quedan el robusto de la familia (Vegas Robaina Famosos, comentado en una columna anterior) y el semifigurado Vegas Robaina Unicos, un torpedo de 6 1/8" por 52, exactamente el mismo tamaño que el Montecristo del 2, y precio algo superior, $ 17,40 la unidad. La cubierta es tirando a oscurita, perfecta pero seca, lejos de ese brillo oleoso que caracteriza a los Montecristos al tacto, el armado se revela un poco más flojo que el promedio cubano. La cosa empieza con un poco de suspenso, porque las primeras pitadas no dicen mucho; hay que esperar un rato, algo así como un minuto haciendo fintas para que el Vegas empiece a soltar su secreto, un humo abundante de sabor medio, equilibrado, y una sensación de calmo clasicismo que tiene su explicación: la liga no es muy compleja, pero sí muy rica, y arde parejamente. Incluso, ese armado un poco laxo mencionado antes lo hace un cigarro fácil para principiantes, que correrán menos riesgos de que el señor Vegas Robaina se les muera en la mano en el primer instante de distracción: al estar más suelta la hoja, el aire de hecho corre mejor por ahí adentro.

En suma: un cigarro bueno para hacer las primeras armas en el terreno de las vitolas cubanas importantes, mayores que la corona. Es probable que luego le den ganas de probar algo más complicado, y ahí estarán a su disposición otras marcas como Hoyo de Monterrey, Sancho Panza o Cuaba, de sabores bastante más interesantes (al menos, para mi gusto); eso no quita que valga la pena probar, siquiera alguna vez, el tenor y el talante de esta nueva estrella.

Recortes

Los chefs del Cordon Bleu, en Buenos Aires

Del 2 al 5 de noviembre próximo tendrá lugar en hotel Holiday Inn Select Abasto el Salón Gourmet Le Cordon Bleu, organizado por la Union de Chefs argentinos (Udeca). Allí se podrá apreciar una amplia y selecta gama de productos de cocina y gastronomía con las últimas novedades del sector -anuncia la Unión de Chefs Argentinos-, que estará a disposición del público entendido y amateur. Informes e inscripciones por el 4505-0368, malito:uniondechefs@uniondechefs.com , www.uniondechefs.com Dentro de este marco, el 1º de noviembre habrá una cena de gala de los chefs del Cordon Bleu, preparada por los franceses Patrick Terrier, chef des chefs del Cordon Bleu, y Pascal Pinaud, chef pâtissier, chocolatier, glasier et confiseur de la prestigiosa escuela. El precio del menú es de $ 70, con bebidas e IVA incluidos, y se aceptan todas las tarjetas. Informes y reservas por el 6311-4495/ 4455. Avenida Corrientes 3190, capital, malito:holidayinselect@ciudad.com.ar La Escuela de Gastronomía Le Cordon Bleu de Paris fue creada en 1895 y tiene filiales en Londres, Tokio, Nueva York y Sydney, además de una línea de productos con su nombre.

Fe de errata: Cristián Martínez es el sous chef de Pedro Fernández, chef-propriétaire del Restaurante Khalú de Las Cañitas; Osvaldo Buonrostro es un stagier mexicano.

Diego Paszkowski

Recomienda

  • Escuchar Ballads, de John Coltrane.
  • Leer el libro Seda, de Alessandro Baricco.
  • Ver la película Flores de fuego, de Takeshi Kitano.
  • Ir a ver al Quinteto Urbano (jazz), y al pianista Adrián Iaies.
  • Visitar el Museo Nacional de Bellas Artes, en Recoleta.
  • Comer especialidades sefaradíes en Sucath David (Tucumán y Azcuénaga).
  • Ganador del Premio de Novela 1998 de La Nacion , por Tesis sobre un homicidio (Sudamericana). Editor de la Colección Narrativa Joven (Libros del Rojas).

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.