srcset

Lifestyle

Paseo del Bajo. Cómo se pensó para que evocara el paisaje rioplatense originario

(0)
6 de septiembre de 2020  • 00:00

Gran parte de las ciudades del mundo han perdido los paisajes naturales originarios, no solo físicamente sino en cuanto a su percepción, valoración cultural e imaginario. Este hecho constituye un vacío de aspectos culturales del entorno de emplazamiento del sitio y homogeneización del paisaje y -más importante- conlleva consecuencias ambientales que van desde inundaciones, islas de calor, falta de eficiencia energética y otros impactos.

Para los habitantes de las urbes de gran escala, la relación con la naturaleza es por medio del parque, la reserva o la plaza. Todas las ciudades son ámbitos de armado de identidades que se moldean por la naturaleza que, a su vez, de una manera u otra, define miradas sobre el paisaje y comportamientos.

El monumento de Juana Azurduy mira a las plantaciones que están en escala con la obra y el lugar. Los largos bancos, simples y sólidos, refuerzan esta escena.
El monumento de Juana Azurduy mira a las plantaciones que están en escala con la obra y el lugar. Los largos bancos, simples y sólidos, refuerzan esta escena. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Sumar espacio verde de calidad y focalizarse en criterios para sumar sustentabilidad resultan claves a la hora de proponer respuestas al cambio global y ajustarnos a las necesidades de salud y calidad de vida, tanto en lo individual como en lo colectivo, especialmente desde el marco de la acción del Estado.

El proyecto de paisaje

El proyecto del Paseo del Bajo surge a partir de la necesidad de vincular las autopistas Buenos Aires-La Plata al sur y 25 de Mayo al oeste con la Autopista Pte. Arturo Illia al norte, para organizar el flujo de tránsito pesado de la ciudad. Un concurso convocó a resolver también el diseño del paisaje de un paseo de más de tres kilómetros y medio, que vincula el área central de la capital, a la vez que relaciona peatonalmente los barrios Puerto Madero, Centro y San Telmo.

En el Centro Cultural Kirchner hay canteros puros de cada especie, en los que lavandas y formios conviven con grindelias, carquejas y verbenas. En primer plano, rosas y lavandas.
En el Centro Cultural Kirchner hay canteros puros de cada especie, en los que lavandas y formios conviven con grindelias, carquejas y verbenas. En primer plano, rosas y lavandas. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Desde el punto de vista paisajístico, resultó una oportunidad para plantear tres ejes de vegetación que evoquen el paisaje rioplatense originario: pastizales (ecorregión Pampa); bosques de barranca (Espinal) y selva de ribera (Delta e islas de los ríos Paraná y Uruguay). Así, se propuso que cada tramo tenga una entidad particular, como reflejo de los ambientes naturales regionales. Por su parte, el sentido lineal del sistema posibilita aplicar ideas de corredor biológico.

Cada pieza, al mismo tiempo, suma identidad a cada tramo, como ocurre con el parque del Centro Cultural Kirchner (uno de los primeros en inaugurarse) y la plaza J. D. Perón, al frente de la Aduana, con plantas que acompañan arboledas añosas preexistentes y que se aprovechan para armar un diálogo de naturaleza-cultivo, como ocurre con frecuencia en ámbitos urbanos.

Y aun cuando el Paseo del Bajo es un parque largo y delgado, cada tramo tiene algunos rasgos propios. Por ejemplo, se aplicaron comunidades de plantas según las ecorregiones Pampa, Espinal y Delta en concordancia con las conexiones al resto de los espacios de la ciudad y especialmente a la Reserva Ecológica Costanera Sur. Además, cada plazoleta que se va armando entre calles y cruces (lozas que atraviesan la trinchera de tránsito pesado) tiene su esquema de diseño y propuestas de equipamiento y usos (estación de juegos, actividad física, asientos, entre otros) con una paleta de especies planificada para tal fin.

El objetivo es que prevalezca en el diseño urbano una idea de coherencia de las partes que se van a agregar, que sirva para otorgarle unidad a un sector de la ciudad caracterizado por su fragmentariedad.

Izquierda: los canteros de especies cultivadas generan manchas contrastantes, que se diferencian de los tramos de praderas de especies nativas. Derecha: Detalle de Verbena bonariensis (izq.), especie emblemática de la flora bonaerense en cultivo.
Izquierda: los canteros de especies cultivadas generan manchas contrastantes, que se diferencian de los tramos de praderas de especies nativas. Derecha: Detalle de Verbena bonariensis (izq.), especie emblemática de la flora bonaerense en cultivo. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Presente y futuro

El primer paso consistió en documentar la obra que se licitó luego y se planta en etapas. Hasta ahora se ha plantado en el parque central (Centro Cultural Kirchner y plaza J. D. Perón) y en las avenidas. También se construyó y plantó en el eje central que vincula la Plaza de Mayo con el Puente de la Mujer, con plantaciones sobre Av. Alicia Moreau de Justo y su entorno. Quedan aún plantaciones y armado de plazoletas en el eje del tránsito pesado sobre losas que atraviesan la trinchera de camiones y ómnibus.

La plaza Juan Domingo Perón también forma parte del paseo. Allí se realizó una plantación complementaria a la vegetación existente. Los solados y el equipamiento expresan un lenguaje de diseño contemporáneo.
La plaza Juan Domingo Perón también forma parte del paseo. Allí se realizó una plantación complementaria a la vegetación existente. Los solados y el equipamiento expresan un lenguaje de diseño contemporáneo. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Entre las especies más importantes y que mejor se desarrollaron, se encuentran varias gramíneas, como Poa iridifolia, Paspalum quadrifarium, Pennisetum sp. También, herbáceas perennes, como Verbena bonariensis, y arbustos, como Grindelia sp. y Baccharis trimera, entre otros. La idea es jerarquizar las especies espontáneas y darles valor, ya que muchas de las que han aparecido suman color y diversidad.

Además, son las más resistentes, como ocurre con la flor de sapo (Nicotiana longiflora) entre las verbenas. En definitiva, se dispone en el espacio un gran espectro de diversidad local que da respuesta a búsquedas identitarias y de sustentabilidad, además de volver contemporáneo un eje temático atemporal como lo es el paisaje natural regional.

Las copas de los árboles de la plaza Juan Domingo Perón conforman una sombrilla verde que protege a los transeúntes los días de calor porteño.
Las copas de los árboles de la plaza Juan Domingo Perón conforman una sombrilla verde que protege a los transeúntes los días de calor porteño. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Ficha técnica

  • Ubicación: Buenos Aires, Argentina
  • Año: 2017
  • Autores: Arqs. Daniel Becker, Sergio Cavalli, Agustín Olivieri, Joan Marantz
  • Colaboradores: Arq. Luciana Lembo, Sofía Iemmi, Juan Esteban Gamarra, Tomás Pérez Amenta
  • Renders: Arq. Juan Ignacio Derrasaga, Agustín Ichuribehere
  • Asesor Patrimonio/ Teoría: Arq. Fernando Aliata
  • Asesor Paisajismo/ Aspectos ambientales: Dr. Gabriel Burgueño
  • Asesor Factibilidad económica: Inti Alpert
  • Para documentación de obra se sumó: Grinc. Restauración ambiental y Reland
  • Concurso Nacional de Ideas 2017. Primer Premio: Daniel Becker, Sergio Cavalli, Joan Marantz, Agustín Olivieri - Asesoramiento de Paisaje: Gabriel Burgueño (Grinc). Ministerio de Transporte y Desarrollo Urbano del GCBA. Corporación Puerto Madero. Con la participación del equipo ganador, Verónica Nerome y Gerardo Raffo.

Por Gabriel Burgueño.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.