Sauvignon Blanc: joven, fresco y con carácter, para maridar con calamares a la parrilla