Tics modernos

Este fin de semana, el festival de las artes llega al Abasto. Se estrena Futbolhadas . Paul McCartney. El sabor intenso
(0)
31 de mayo de 2002  

Este fin de semana, el festival de las artes llega al Abasto

Estudio Abierto continúa con su propuesta de extender la oferta cultural a los cien barrios porteños

  • Por cuarta vez la Secretaría de Cultura del gobierno porteño pondrá en marcha un nuevo festival barrial conocido con el nombre de Estudio Abierto -alrededor de setenta mil personas ya participaron de las movidas anteriores en San Telmo, Palermo y La Boca-. El alboroto expresivo sucederá este fin de semana, durante todo el día y buena parte de la noche, en Abasto y Almagro.
  • El programa resulta seductor a la hora de diseñar una salida cultural en épocas de bolsillos flacos. Mientras la música ciudadana estará presente en el Paseo del Tango (Jean Jaures y Carlos Gardel), diferentes puntos de la zona serán sede de charlas y clases abiertas -danza, teatro, literatura, artes visuales, deportes-, mientras que las salas de teatro brindarán espectáculos con entradas populares (entre otras, Mujeres soñaron caballos , Perspectiva Siberia y La muerte de Marguerite Duras , $ 3; Derechas, con comida, $ 5).

    Además, para esta ocasión se acondicionó un espacio que dejó vacante la crisis industrial, para convertirlo en un centro que dará cuenta del cruce entre disciplinas del arte actual. En el Galpón Estudio Abierto (Anchorena 665) tendrán su espacio las galerías Belleza yFelicidad, Sonoridad Amarilla, Dabbah-Torrejón; desfiles de moda, proyección de cortos, ensayos abiertos, shows de música electrónica... Y la seguidilla se rematará el domingo, a las 20, con Leo García, Palo Pandolfo y Kevin Johansen.

    Ingresar en la cocina de la creación se repetirá como uno de los atractivos principales. Al mediodía, se iniciarán los recorridos por los atelliers de artistas plásticos (Víctor Chab, Diana Aisemberg y Eduardo Medici), anfitriones en su lugar de trabajo y guías de su propia obra.

    Seguramente, quienes se sumen al camino que plantean estas jornadas encuentren nuevas iniciativas (como la de Pleimovil, un camión estacionado en Pringles y Corrientes donde se podrán ver montajes y adquirir obras). Igualmente, para no perderse lo mejor (a criterio personal) se recomienda tener a mano la grilla completa de actividades que podrá retirarse en el Shopping Abasto.

    Estudio Abierto Abasto. Mañana y el domingo, desde las 12.

    Informes, en la plaza del Zorzal del shopping Abasto (Corrientes y Agüero). Actividades gratuitas y precios populares.

    Se estrena Futbolhadas

    Gol de mujer

  • El fútbol visto por mujeres. Esa es la clave del corto que se presentará mañana (a las 16 y 17, en el C.C. Recoleta, Junín 1930, gratis) en el que Mariana Arias no sólo experimenta dando vida a seis personajes diferentes, sino que la tiene involucrada en el proyecto de Manifiesto I, un grupo de cine independiente surgido a partir del espacio artístico-terapéutico El Estudio de las Artes y los Oficios.
  • En el corto, con dirección artística de Susana Hoffmann y dirección de realización de Fabiana Castaño, la modelo devenida actriz (debutó en el cine de la mano de Eliseo Subiela en No te mueras sin decirme a dónde vas ) intenta exponer las lógicas e ilógicas del fútbol a través de sus seis mujeres. Allí están Norma Klein, la psicóloga social; la videastaGabriela C; la mujer que más odia al deporte por que le arrebató todos los hombres de su vida, Silvia B; la pobre Clara Tis, que fue cegada por una bengala en un estadio; Teresa P, la encargada de poner en manifiesto la psicosis futbolística y la Bati Rodríguez, que hablará de la pasión futbolera.

    El sabor intenso

    Hay muchas especulaciones y suposiciones respecto al origen de los cócteles. Si bien hay varias hipótesis en juego cada una de ellas sitúa el comienzo de la historia, el Big Bang etílico, en los Estados Unidos. Una de las conjeturas más firmes hasta puede precisar el estado en el que todo comenzó: Nueva Orleáns. Y en el origen hubo un trago de sonoro nombre: el Sazerac. Creado alrededor de 1830 por un inmigrante haitiano, Antoine Amedee Peychaud, conocido por sus mezclas de amargos y por ser el dueño de una farmacia en la que se vendían más cócteles que remedios. Hay quienes dicen que los cócteles tienen ese nombre por un error de pronunciación que surgió en aquella farmacia. Allí se servían las mezclas en un coquetier, palabra francesa que hace referencia a un tipo específico de copa. Claro que como la población de Nueva Orleáns era una mezcla de franceses, españoles y norteamericanos, la forma de nombrar aquel vaso pudo derivar, dicen, en la palabra cóctel.

    Más allá de la leyenda filológica, el trago más solicitado en aquel reducto era uno preparado con un coñac llamado Sazerac, ajenjo, azúcar y un amargo fabricado en casa. Así nació el Sazerac que a pesar de algunos cambios en su receta original, el coñac se reemplazó por whisky y el ajenjo por Pernod, se sigue tomando hoy en las coloridas calles de Nueva Orleáns.

    Para preparlo como lo hacía el inspirado Peychaud en el 1800 se debe colocar en un vaso de whisky, previamente enfriado, un chorro de Pernod, agregar azúcar y un par de chorritos de algún amargo y luego llenar la copa con el whisky. Tradicionalmente este trago se sirve sin hielo.

    Para aquéllos a los que les resulte demasiado fuerte la mezcla de intensos sabores que forman el Sazerac pueden probar una versión un poco más liviana reemplazando el whisky por ron.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?