Emancipados. Aquel mayo lluvioso y ambiguo de 1810