C5N, inesperado líder en su tembladeral