Coronavirus. ¿Dónde está el sector privado?