El cuidado de la primera infancia

(0)
27 de abril de 2018  

La atención de los niños durante el tiempo que corre entre los 45 días y los cuatro años es una cuestión de la que se ocupan establecimientos oficiales y privados, con distinto formato institucional y definiendo su función con tres términos: cuidado, enseñanza y crianza (CEC) de la primera infancia. Algunos establecimientos se concentran solo en el cuidado; otros cuidan y enseñan, por ejemplo, a jugar; finalmente, están los que promueven la crianza, el cuidado higiénico y el sueño.

No hay dudas de que los padres necesitan contar con información amplia para elegir con acierto el establecimiento donde inscribir a sus hijos. Ese conocimiento suele ser con frecuencia precario o no actualizado, por lo que es menester insistir en que la decisión de inscribir al niño merece no solo datos suficientes sobre las actividades que se realizan, sino también clara información acerca del enfoque pedagógico.

En el plano nacional, solo se ha realizado una encuesta acerca del CEC de los chicos en este tipo de institutos para la primera edad. La información que proveen las encuestas acerca de condiciones de vida en la niñez y adolescencia no establece diferencias acerca del material recogido de acuerdo con los formatos institucionales, lo que impide su estimación concreta. Es oportuno señalar que, para los establecimientos que no pertenecen al sistema educativo nacional, existe un Registro Nacional de Espacios para la Primera Infancia (Renep), a cargo de la Secretaría de la Niñez, la Adolescencia y la Familia, si bien su información no es pública.

Una cuestión que se observa y preocupa es que la diversidad de formatos institucionales existentes para la atención de los más pequeños acentúa las diferencias de carácter socioeconómicas existentes. Así, un dato de importancia por considerar es que la inscripción de chicos de mejor nivel económico duplicaba la de niños pertenecientes a familias de recursos más bajos (52% y 21%, respectivamente). Se observa, en consecuencia, que las familias de mayores recursos encuentran ofertas que pueden suplir la carencia de establecimientos oficiales, en tanto que a quienes disponen de menores medios esto se les hace difícil o imposible.

Las disparidades se observan en todas las jurisdicciones del país. Así, por ejemplo, la concurrencia de los niños a los institutos de la primera infancia es del 61,7% en CABA y del 15,5% en el noroeste del país. Escasea la información referente a la cobertura, distribución y multiplicidad de formatos institucionales, datos necesarios a fin de elaborar mejores políticas para la primera infancia. En relación con esta demanda, se observa la existencia de dos cuestiones de importancia. Una es la necesidad de garantizar a todos los niños su lugar en los establecimientos de CEC; la otra, expandir la cobertura de ese nivel y mejorar la calidad de la oferta educativa, procurando que el contenido de los programas garantice la igualdad de los beneficios desde el comienzo de la vida. Esto supone fortalecer las ofertas de formatos institucionales en lugares accesibles a los chicos más vulnerables.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.