El tiempo cambió la historia: un factor imprevisible. Guerras: cuando la derrota es fruto del clima