Hacia 2015. La hora de las coaliciones