Recursos naturales: el costo invisible del modelo