Richard Ford: el escritor como cirujano