Un poder que atienda al pueblo