Aún no hay condiciones para llamar a elecciones, dijo Mestre

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
El ex gobernador pide tiempo para resolver la crisis económica e institucional
(0)
27 de marzo de 2000  

CORRIENTES.- Pasaron las 22.30 cuando La Nación deja el despacho del interventor federal Ramón Mestre. En la antesala quedan todavía dos grupos de productores que esperan por sus audiencias. Pasaron muchos durante el día.

"Esta gente busca un shock de confianza en la Justicia", dirá el delegado del gobierno nacional y agregará: "Todavía no están dadas las condiciones para llamar a elecciones". Con la aclaración: "Es el Poder Ejecutivo el que marcará los plazos de esta intervención".

Esa última frase tiene que ver con los tiempos para el reordenamiento político-judicial de la provincia. El Congreso aprobó la intervención por seis meses, con prórroga automática de otros seis meses.

Por más que Mestre sea reacio a establecer cuándo será el punto final de su gestión, ya se deslizó por los canales extraoficiales que este año no será el de autoridades elegidas por el voto.

Tres meses pasaron desde que juró como interventor. Poco o mucho tiempo, según las miradas. La visión de Mestre es que "cambiaron muchas cosas en la provincia. Se ha concluido con la inseguridad jurídica, por más que sólo se diesen los primeros pasos. Pero ahora se puede garantizar a los inversores que su patrimonio será cuidado, no como antes, que a través de una Justicia que no actuaba como tal veían el peligro de expropiaciones compulsivas".

"Esto -comenta- era un estado de desgobierno, donde no se respetaban las leyes. Eso llevó a una crisis terminal del sistema político. Falta mucho para subsanar el daño hecho, pero ordenar el Poder Judicial es un paso muy importante."

-La situación social era extremadamente tensa en diciembre último, ¿considera que se alivió esa circunstancia?

-Con la normalización de los pagos salariales se pacificó el clima social. Las protestas tenían que ver con el pedido de justicia. No fueron, como puede verse desde fuera de la provincia, una reacción contra el gobierno que recién asumía, sino una forma de exteriorizarles a las nuevas autoridades nacionales que aquí no se soportaba más el atropello. Que la gente crea en la Justicia, que tenga confianza en por qué se hacen algunas cosas, ayuda más que cualquier programa económico. Hoy desaparecieron las causas que llevaron a la reacción de diciembre. La gente tiene una expectativa positiva.

-¿Pese a pagarse en bonos parte de los sueldos?

-Por un tiempo más se seguirán abonando los sueldos con el 70 por ciento en pesos y el resto en Cecacor. La gente los acepta, al punto que de manera voluntaria, mediante firmas de todo el personal, las dependencias aceptaron cobrar totalmente con los certificados los haberes atrasados de mayo y junio.

-Puede ser que no tuviesen otra opción...

-Puede ser... Pero la gente tomó conciencia de que no hay otra forma de pago. Pero es temporario y no estamos creando otra moneda.

-¿La provincia está en condiciones de absorberlos cuando venzan?

-Esperamos que en octubre podamos hacerlo. Si podemos liberar el 50 por ciento de la coparticipación detenida con una refinanciación posible, podremos tomar otros créditos, sanear el producto bruto interno. También es importante generar de nuevo la cultura de la tributación impositiva. Porque acá se cumple poco y ese es uno de los elementos que más desfasajes producen en las cuentas fiscales.

-¿Los Cecacor (los certificados citados) saldrán al ámbito nacional al solicitarse pagar así a la AFIP?

-De ninguna manera, esto es para la provincia por su particular situación. No generaremos otra moneda, repito.

-Esa posibilidad la comentó en público su secretario general, Martín Houret...

-Se habrá equivocado.

-Cecacor en Corrientes, Cecor en Córdoba, suenan parecido...

-La sigla cordobesa era más corta...

-¿La crisis correntina será más larga...?

-Buena pregunta... (carcajadas)

-Se ve que los temas de Justicia y economía figuran como prioridades de la intervención, ¿y los problemas políticos?

-Con el tiempo. Si nosotros no dejamos bien encaminados esos dos temas, las autoridades constitucionales que nos sigan se encontrarán con la misma situación de antes. El tiempo también les hará bien a los partidos, porque Corrientes necesita sangre nueva en su política. En la segunda y tercera línea de cada partido debe haber gente capaz. No se puede volver a lo mismo.

-Los políticos locales comentan que la estructura del Partido Nuevo (PN, del ex gobernador y ex intendente Raúl Romero Feris) es todavía la mejor preparada para afrontar los costos de una campaña electoral. En algún momento deberá llamar a elecciones. ¿Cómo tomaría un posible triunfo de ese partido?

-Como un fracaso de la intervención.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.