Cambiemos apura las leyes que necesita para sellar el acuerdo

El jueves próximo empieza el tratamiento en comisión; el oficialismo buscará derogar la ley cerrojo y la de pago soberano la semana que viene en Diputados
Gabriel Sued
(0)
1 de marzo de 2016  

Tras el preacuerdo alcanzado ayer con los fondos buitre, el oficialismo se dispone a acelerar en el Congreso la sanción de las leyes necesarias para sellar la salida del default. Esta misma semana empezará el tratamiento en comisión en la Cámara de Diputados y, si se cumplen los tiempos diseñados por Cambiemos, la discusión llegará al recinto la semana que viene.

Las espadas del oficialismo en la Cámara baja, donde se iniciará el debate, terminaban anoche de ajustar el trámite a seguir. El primer paso se dará en un plenario de las comisiones de Presupuesto y de Finanzas, que será convocado para pasado mañana. Al frente de esos cuerpos estarán los diputados de Pro Luciano Laspina y Eduardo Amadeo, respectivamente, dos hombres que gozan de la confianza de la Casa Rosada. La discusión se abrirá con una exposición de los principales funcionarios del equipo económico.

La idea del oficialismo es que en esa primera reunión se emita dictamen favorable a la derogación de las leyes "cerrojo" y de pago soberano. Sancionadas durante el gobierno de Cristina Kirchner, esas normas establecen que no se puede mejorar la oferta hecha a los acreedores que ingresaron en los canjes de deuda de 2005 y 2010, y que los pagos se hacen en la Argentina o en Francia. Cambiemos intentará también que se dictamine a favor del arreglo con los fondos buitre propuesto por la Casa Rosada. Cumplido ese paso, el oficialismo llevará el tema al recinto, en principio el jueves de la semana que viene.

Para la primera prueba de fuego que enfrentará el Gobierno en la Cámara de Diputados, Cambiemos ya se aseguró el quórum, con la ayuda del sector más dialoguista de la oposición. El frente federal UNA, liderado por Sergio Massa; el Bloque Justicialista, formado por los peronistas que dejaron el Frente para la Victoria (FPV); el interbloque Progresistas, y el espacio Juntos por Argentina, de Darío Giustozzi, ya anticiparon que aportarán el número para el inicio de la sesión.

El kirchnerismo, en cambio, se opone de manera terminante a la iniciativa, a tal punto que el ex ministro de Economía Axel Kicillof se reunió ayer con Miguel Pichetto, jefe del bloque del PJ en la Cámara alta, para intentar que los senadores se sumen a la negativa que sostendrá la bancada de diputados. De muy mala relación en los últimos meses, Kicillof y Pichetto limaron asperezas y quedaron en analizar la propuesta que presente el Gobierno. Con una veintena de senadores del FPV, Pichetto ayer recibió también al ex titular del BCRA Juan Carlos Fábrega, que se mostró a favor del plan de la Casa Rosada para acordar con los holdouts.

Aunque en Cambiemos anoche se mostraban confiados en que lograrían contar con el respaldo de un sector de la oposición, todavía no tiene asegurados los votos en la Cámara baja. "Los gobernadores también quieren endeudarse. Ellos necesitan esta ley más que nosotros", argumentaban en el bloque macrista. El presidente de la Cámara, Emilio Monzó, avanzaba en gestiones con los mandatarios provinciales.

Giustozzi, jefe de un interbloque de cuatro integrantes que actúa de manera coordinada con otros tres diputados del PJ San Luis, fue el primero en anticipar su respaldo a la propuesta del oficialismo. "Estamos en una situación que si no salimos rápido y damos una señal contundente seguimos confundiendo a todo el mundo. Tenemos la responsabilidad de acompañar este desafío, porque el interés del país debe primar por sobre el interés partidario. Hay que respirar hondo y tomar decisiones contundentes", dijo, para anticipar su postura favorable.

El resto de los opositores que dará quórum muestra voluntad de acompañar, pero pone condiciones. En el lanzamiento de un acuerdo político que podría trascender las fronteras del Congreso, Massa y Stolbizer insistieron ayer en reclamar al Gobierno que se avance este año con una reforma integral del impuesto a las ganancias. El bloque justicialista, que ayer presentó su agenda legislativa, también fijó sus condiciones. Harán un pedido de informe para que la Procuración del Tesoro asegure por escrito que el arreglo no traerá aparejada la presentación de nuevas demandas contra el país.

La pelea por los despachos se muda al recinto

  • La pulseada por los despachos en la Cámara de Diputados, que enfrenta al presidente del cuerpo, Emilio Monzó, con el kirchnerismo, está a punto de trasladarse al recinto. El frente Cambiemos decidió cambiar la disposición de los bloque en el hemiciclo, para ocupar el sector que habitualmente le corresponde a la bancada oficialista. En concreto, el interbloque que preside el radical Mario Negri quiere ubicarse en el ala izquierda del recinto, un espacio que tiene acceso directo al sector de la presidencia de la Cámara.
  • El problema es que hoy ese lugar lo ocupa el Frente para la Victoria (FPV). La bancada que preside Héctor Recalde no tiene intenciones de acatar el reordenamiento. El kirchnerismo tampoco hizo lugar a la intimación de Monzó, cuyo plazo se venció ayer, para desalojar siete oficinas que ocupa en el tercer piso del palacio legislativo.

Con la colaboración de Gustavo Ybarra

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.