Desplazan a un marino denunciado como represor de la ESMA

El jefe de Hidrografía Naval de la Armada, capitán de navío Miguel Enrique Clements fue acusado de haber participado en cuatro casos de secuestro y desaparición en 1981 y 1982
(0)
22 de abril de 2004  • 11:32

El jefe de Hidrografía Naval de la Armada, capitán de navío Miguel Enrique Clements, fue desplazado de ese cargo hasta que la Justicia se expida sobre la denuncia que lo involucra como ex represor en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la dictadura militar, informó hoy el ministerio de Defensa.

En un comunicado de prensa, la cartera señaló que la separación de Clements fue adoptada por el jefe de la Armada, almirante Jorge Godoy, "tras mantener una conversación con el ministro de Defensa, José Pampuro".

"La decisión de que Clements deje la conducción de Hidrografía Naval se mantendrá hasta tanto la Justicia emita una resolución en la causa que involucra al marino", consigna el documento oficial.

La denuncia contra Clements fue radicada por los sobrevivientes del campo de torturas y exterminio que funcionó en la ESMA, Víctor Melchor Basterra, y Carlos Lordkipanidse, quienes aseguraron que Clemens actuó allí en 1981 y 1982 con el alias de "Goyo", como oficial "operativo y de inteligencia" del Grupo de Tareas 3.3/2.

El juzgado federal de Sergio Torres recibió la denuncia en el marco de la reabierta megacausa ESMA, por la cual ya hay una decena de represores presos de ese centro naval, que según dispuso el Gobierno nacional se convertirá próximamente en un Museo de la Memoria.

El denunciado "Goyo", se indicó, fue fotografiado en 1981 dentro de la ESMA tanto por Basterra como Lordkipanidse para la confección de documentos falsos y esos retratos, más los de otros oficiales del Grupo de Tareas, fueron retirados clandestinamente del campo de concentración por el primero.

En 1984, las fotos de ese y los otros marinos fueron entregadas a la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), así como a distintos juzgados junto a las respectivas denuncias sobre torturas, homicidios y desapariciones forzadas.

Pese a ello, "Goyo" no había sido identificado por la Justicia y permanecía sin haber sido citado a declarar, aclararon los sobrevivientes.

Basterra y Lordkipanise endilgaron al marino supuesta participación en cuatro casos de secuestro y desaparición forzada: los de Julio Jorge Villar, Nora Irene Wolfson, Silvia Dameri y Orlando Ruiz, todos ellos vistos por última vez con vida en 1981 dentro de la ESMA. "A Dameri y Ruiz incluso los marinos les robaron una beba, que iba a llamarse Laura, nació en cautiverio en La Huevera, el cuarto dedicado a las torturas, y fue apropiada", dijeron Basterra y Lordkipanidse.

Ambos sobrevivientes agregaron que "Clements, como especialista en hidrografía, ha de haber aportado mucho sobre la profundidad de los canales en los ríos y las mareas marinas, dos datos claves para arrojar a los compañeros y evitar que sus cuerpos salgan a floten o vuelvan a las orillas".

Fuente: DyN

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.