Suscriptor digital

Detienen en México a un presunto represor

Se trataría de Miguel Angel Cavallo, un ex marino que trabajó en la ESMA bajo las órdenes de Jorge "El Tigre" Acosta
(0)
25 de agosto de 2000  

Un argentino que dirigía la empresa concesionaria del registro de vehículos de México fue detenido ayer en el aeropuerto de Cancún, sospechado de ser el capitán de corbeta (R) Miguel Angel Cavallo, que tiene un pedido de captura del juez español Baltasar Garzón por los presuntos delitos de asesinatos, torturas, secuestros y robos de automóviles durante el último gobierno militar.

La Interpol de México decidió detener al actual empresario -cuyo nombre público en ese país es Ricardo Miguel Cavallo- por "precaución", debido a que una investigación periodística del diario Reforma reveló la supuesta doble vida del director general del Registro Nacional de Vehículos (Renave).

Miguel Angel Cavallo, de 48 años, figura entre los 155 militares argentinos con pedido internacional de captura por la causa que inició Garzón en 1996. Entre 1978 y 1980 (era teniente de navío) integró el grupo de inteligencia de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), fue procesado y luego beneficiado por la ley de punto final y de obediencia debida.

Si se confirma la identidad del detenido, será el segundo militar retirado argentino apresado en el exterior por causas relacionadas con delitos cometidos durante el Proceso. El anterior fue el mayor (R) Jorge Olivera, que está preso en Roma desde principios de este mes.

Cavallo negó ser el marino que reportó en la ESMA bajo las órdenes de Jorge "El Tigre" Acosta, pero varios sobrevivientes del centro clandestino de detención reconocieron su foto. "Sólo me podría equivocar si tuviera un hermano mellizo", señaló el ex preso político Mario Villani.

Además, según la investigación de Reforma, el número de documento con que consiguió el permiso de trabajo en México es 6.275.013, el mismo que figura en el expediente de Garzón.

Juan Miguel Ponce Edmonson, el titular de la Interpol México, indicó a La Nación que no existe hasta el momento orden de captura desde ningún país.

Esta medianoche, se especulaba en medios periodísticos de la capital mexicana con que el juez Garzón podría presentarse allí para tomar declaración al detenido, pero la información no fue corroborada por fuentes oficiales. Resulta que el magistrado está de vacaciones en América Central, y algunas versiones indicaban sobre su intención de hacerse cargo del caso.

Cavallo había partido hacia Buenos Aires horas después de enterarse de que el diario Reforma publicaría la historia de su supuesta mentira. Dijo en todos los medios que venía por tres días para conseguir pruebas de su inocencia.

Partió desde México D.F. a las 8.15 de ayer, en un vuelo de la compañía Mexicana. Desde allí fue hasta Miami y, en la siguiente escala, Cancún, lo esperaba una delegación policial.

Dos agentes le pidieron que mostrara sus documentos, lo retuvieron en la sala de migraciones y le comunicaron que quedaba detenido en forma preventiva, acusado de falsificación de documentos y fraude.

Con lentes oscuros y bigotes, vestía un traje gris y un sobretodo y, según fuentes policiales, cargaba con un equipaje demasiado voluminoso para un viaje de tres días (como indicaba su pasaje).

Por la tarde volvió al Distrito Federal custodiado por policías.

"En las próximas horas le tomaremos sus huellas dactilares y comprobaremos si es quien se sospecha que es. Entonces se verá si sigue preso o si llega un pedido de extradición de algún sitio", explicó Ponce Edmonson, tras informar que el sospechoso estaba alojado en la sede de Interpol de la capital mexicana.

Cavallo había ingresado en aquel país como turista el 5 de octubre de 1999. Un mes después tramitó su permiso de trabajo y se radicó allí.

A principios de este año consiguió que la empresa argentina Talsud -de la que es miembro del directorio, según publican los diarios mexicanos- ganara la multimillonaria licitación para manejar el registro de vehículos.

Ese organismo se creó este año para controlar el robo de coches, considerado como la segunda actividad ilegal más importante en México detrás del narcotráfico.

El Renave es cuestionado por la sociedad mexicana porque lo consideran un impuesto injusto. Deben pagar entre 15 y 30 pesos al año para conseguir la autorización para circular.

La detención de Cavallo conmocionó a la opinión pública de ese país, donde fue el tema principal de ayer.

Contradicciones

Antes de tomar el vuelo, en declaraciones a la radio local Monitor, Cavallo negó haber participado en actos de represión ilegales, pero admitió que estaba en la Marina hace 20 años. El día anterior, también ante una consulta periodística, había asegurado que nunca estuvo relacionado con las Fuerzas Armadas.

Los ex presos políticos Mario Villani, Miriam Lewin, Osvaldo Barros y Graciela Daleo reconocieron a su presunto torturador en unas fotografías de 1981 que les mostraron periodistas del diario mexicano.

En el Centro de EstudiosLegales y Sociales (CELS) aseguraron que "con absoluta certeza" la persona detenida ayer era Miguel Angel Cavallo. Según los datos que maneja esa organización, el militar fue enviado a París entre 1980 y 1983, donde reportó como adjunto del agregado naval.

En la causa que se tramita en España se lo acusa de la tortura y posterior asesinato de Telma Jara de Cabezas, Mónica Jáuregui y Elba Aldaya.

Dicen que, durante los años de plomo, respondía a los seudónimos de Ricardo, Sérpico o Marcelo.

Cavallo se retiró de las Fuerzas Armadas en 1990 y entonces inició una carrera como empresario.

La compañía Talsud se fundó en 1998 y consiguió la adjudicación del servicio de confección de las licencias de conducir en La Rioja y Mendoza, además de negocios relacionados con el registro de vehículos y armas en El Salvador y Costa Rica.

La Cancillería argentina no se pronunció sobre la detención de Cavallo. "Es un problema civil, por el momento", indicaron fuentes del Palacio San Martín.

El embajador en México, Oscar Galié, expresó a La Nación que no se había comunicado con Cavallo, que no lo conocía personalmente y que se le prestará asistencia legal si continúa detenido, "como a cualquier ciudadano argentino".

Antecedentes

Cavallo

  • Según los datos en los registros del CELS, así se veía Miguel Angel Cavallo en 1978, cuando era teniente de navío y oficial de inteligencia de la ESMA. Se lo conocía como Marcelo, Sérpico o Ricardo.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?