El Reino Unido violó un acuerdo de armas nucleares