Final con suspenso para Neuquén

¿Quién ganará las elecciones de esta provincia el domingo próximo?
Laura Serra
(0)
23 de septiembre de 1999  

NEUQUEN.- ¿Quién ganará las elecciones de esta provincia el domingo próximo? Hace un mes, la respuesta parecía contundente: el Movimiento Popular Neuquino, sólido partido provincial que ostenta 40 años de hegemonía sobre estos pagos. Sin embargo, en los últimos días, la Alianza se atrevió a pisarle los talones en los sondeos y apuesta a arrebatarle el precioso trofeo de la gobernación.

Una incipiente sensación de suspenso y de incertidumbre sobre lo que sucederá el próximo domingo comenzó a ganar a esta provincia. En un último intento, la fórmula presidencial de la Alianza, Fernando de la Rúa-Carlos Alvarez, llegó ayer a esta ciudad confiada en arrimarle votos a su candidato, Oscar Massei (Frepaso). No será fácil; en las últimas cuatro décadas el MPN se consolidó y así parecen demostrarlo las últimas encuestas.

Según un sondeo de Demoskopia, publicado por el diario local Río Negro, el candidato a gobernador por MPN, Jorge Sobisch, aventaja a su rival Massei por 11 puntos: 40,5 sobre el 28,9% de intención de voto, aunque se reconoció un nivel alto de indecisos, el 21%. Lejos está el PJ, con la diputada nacional Norma Miralles a la cabeza, con el 9,3 por ciento.

La misma encuesta pronosticó en esta provincia una ventaja de 30 puntos de De la Rúa sobre su rival, Eduardo Duhalde.

El candidato del MPN, Sobisch, descreyó de tal sondeo. Insuflado de optimismo, vaticinó que se impondrá por más de 30 puntos sobre Massei y criticó a la fórmula presidencial aliancista.

"Si no pudieron arreglar los problemas de la Nación (en referencia al gobierno de Raúl Alfonsín), cómo pretenden venir a enseñarnos a solucionar los de la provincia", asestó.

Sobisch intentó llegar a la gobernación en 1991 y, con el respaldo de un MPN unido, se impuso con el 50% de los votos.

Conflictos

Las cosas parecen ser diferentes ahora, ya que su partido, más allá de las apariencias, demuestra fisuras que, al parecer, beneficiarían a la Alianza.

No es un secreto en esta provincia las diferencias que separan a Sobisch del actual gobernador Felipe Sapag, veterano caudillo del MPN. Basta una sola anécdota: hace poco más de un mes, el mandatario se fotografió con De la Rúa en su última visita a esta ciudad. Esto fue interpretado como un implícito aval al binomio opositor. Hace pocos días, Sapag evitó ese mismo gesto con Sobisch, quien quería sellar con la foto la unidad interna.

El candidato del PJ no se amilanó y continúa su "Caravana federal de fe y esperanza". Aun a sabiendas que un sector de su partido trabajaría en apoyo de la candidatura de Massei bajo el tácito respaldo de Sapag.

Massei espera sacar provecho de las peleas internas del MPN. Calcula sumar unos 10.000 votos del movimiento y el aval de sectores sindicales del sector público, que mañana realizarán una protesta en contra del ajuste aplicado en sus salarios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.