Fue destituido un juez del Chaco

Por cómo liberaba fondos del corralito
(0)
18 de mayo de 2003  

RESISTENCIA.- El jurado de enjuiciamiento del Consejo de la Magistratura decidió la destitución e inhabilitación para ejercer cargos públicos por diez años del juez chaqueño Daniel Enrique Freytes, que cobró protagonismo nacional el año último por sus fallos favorables a ahorristas que no eran de su provincia y cuyos fondos habían quedado atrapados en el corralito financiero.

El juez batió récords de concesión de recursos de amparos contra el corralito, hasta que el Tribunal Superior de Justicia provincial encontró fechas adulteradas, sentencias judiciales que parecían confeccionadas por los mismos estudios jurídicos que habían presentado los recursos de amparos y libros de expedientes con hojas en blanco para poder incorporar información antedatada, entre otras irregularidades.

En la última audiencia del jury contra el suspendido titular del juzgado de instrucción N° 1 de Presidencia Roque Sáenz Peña, el Consejo de la Magistratura, constituido en Jurado de Enjuiciamiento, lo declaró, por unanimidad, responsable de los delitos de prevaricato -nueve hechos- y cohecho -20 hechos-.

Además, lo consideró responsable de actos reiterados de parcialidad manifiesta y reiteración de graves irregularidades en el procedimiento, faltas previstas en la ley 188 de enjuiciamiento de los jueces provinciales y encuadrables en mal desempeño de sus funciones, según el artículo 154 de la Constitución del Chaco.

La decisión incluye la destitución de Freytes y su inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos por diez años. Esto allana el camino para que la justicia penal continúe los procesos abiertos por los mismos hechos, cometidos durante el trámite de medidas contra el corralito.

Al margen de los términos de la sentencia, el jury se constituyó en una demostración de los mecanismos de control de los hombres con funciones y responsabilidades públicas.

"El juez es el protagonista por antonomasia de la seguridad jurídica, y como tal, el cumplimiento de los roles y funciones que le competen debe general confianza en la sociedad. Confianza absoluta, sin mácula alguna", señala la sentencia, que dictaron -con leves variantes en los fundamentos- Teodoro Kachalaba (presidente del Jurado de Enjuiciamiento), Eduardo Molina, Néstor Varela, Laura Tissembaum, Abraham Gelman, Hugo Matkovich y José Pedrini.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.